Hellow

Search

+Hellow

Hellow
TV CLUB: Neil Patrick Harris hace que olvidemos que Jim Carrey alguna vez fue el Conde Olaf

Culture

TV CLUB: Neil Patrick Harris hace que olvidemos que Jim Carrey alguna vez fue el Conde Olaf

Texto por Juan González — 17.Jan.2017

La trágica historia de los hermanos Baudelaire se estrena en Netflix de la mano de Neil Patrick Harris en el papel del Conde Olaf y además como productor del programa, y Barry Sonnenfeld como productor y director de algunos episodios. Si no saben quién es Sonnenfeld, google it. A Series Of Unfortunate Events trata la serie trágica de eventos, como su título lo dice, de tres hermanos que quedan huérfanos y su albacea bancaria se encuentra buscando a quién dejar a cargo de los niños en lo que llegan a su mayoría de edad, fecha en la que se podrá hacer uso de la cuantiosa herencia que les han dejado sus padres. Los niños, que son más inteligentes que los adultos, pronto descubren que hay una sociedad secreta que busca quedarse con el dinero de sus padres. Tienen que arreglárselas ellos solos ante la inocencia e incredulidad de su albacea bancaria, sobre las malas intenciones de la o las personas a las que los dejan a cargo.

La serie en su tráiler nos daba una vibra de Tim Burton y, a juzgar por el primer episodio, logran quitarse un poco ese estigma, aunque parecerse o no al estilo de Burton era de cualquier manera un atributo para el programa. Su estética sí es similar, pero me parece que en cuanto a los personajes y sus actuaciones es donde logran alejarse un poco de ello, además de lo obvio: no está ni Johnny Depp ni Helena Bonham Carter en el reparto.

Neil Patrick Harris da en el clavo con su actuación, muy diferente a la interpretación que hizo Jim Carrey en el cine y más oscura. Hay una escena de violencia física en el primer episodio que me tomó por sorpresa y hasta me dolió, lo cual me hace creer que la serie tendrá un tono no tan infantil y de esa manera distanciarse de la película, para el segundo episodio vuelven a hacer mofa de esa situación, aceptando que la serie se pasó de la raya con eso y al mismo tiempo justificándola.

Louis Hynes y Malina Weissman son carismáticos, el reparto infantil siempre es clave en el éxito de cualquier película o serie y este par de niños pueden con el paquete de llevar este programa. En el primer episodio vemos además a Joan Cusack que también esta fenomenal en su papel y debo decir que la extrañaba. A ella no la veía desde “Confessions of a Shopaholic” hace ya varios años, ella últimamente se ha dedicado más a prestar su voz para diferentes personajes animados y su personaje aquí es el ¿único adulto sensato? O eso queremos creer, de cualquier manera la adoras desde su primer aparición. ¿Les mencioné que Neil Patrick Harris está excelente? No puedo terminar de hacer énfasis en ello, muy disfrutable su actuación.

Por ahí hay otra sorpresa al final del episodio, yo no recuerdo ese pequeño detalle en la película, tal vez mi memoria me esta fallando mucho, pero hace que el programa tenga otra rayita más de interés y por culpa de esa misma falla de la memoria no se si asegurarles que los primeros dos episodios es la trama que abarcaba la película, por lo que puedo entender que a partir del tercero estaremos viendo algo que ya podamos dejar de compararla con ella. Seguramente ahora si podrán adaptar el material de los libros, como lo pretendían hacer con la saga de películas, pero que por alguna extraña razón no tuvieron el recibimiento suficiente para que la productora quisiera seguir adelante con esos planes.

Muy bien dirigida, con una estética impecable y actuaciones que me parece podrán llegar a ser memorables, Netflix sigue dando en el clavo con sus productos originales y comienzan con el pié derecho el año. En el 2016 me parece que se tardaron en arrancar ya que sus series nuevas fueron de bajo perfil y para este año decidieron empezar con toda la carne al asador.

Más Hellow

Historias Relacionadas