Hellow

Search

+Hellow

Hellow
TOP: bandas mexicanas que no son Café Tacvba

Music

TOP: bandas mexicanas que no son Café Tacvba

Texto por Avinchuela Mágica — 06.Sep.2016

Si algo tiene nuestro país – además de buenos tacos – es una gran diversidad musical. Platicando con mi compañero de banca en la oficina, llegamos a la conclusión de que es muy difícil que una banda/cantante/músico no tenga éxito en México, pues a todo le damos chance. Así somos… generosos; porque nos gusta la música, porque somos diversos y porque no podemos decir que no nos gusta si no lo hemos escuchado.

Esto, aunado a la apertura de decenas de plataformas digitales, nos ha permitido tener acceso a un catálogo amplísimo de posibilidades y propuestas provenientes de todos los puntos de la República, dejándonos conocer a un sinfín de bandas que antes probablemente nunca hubiéramos sabido que existían.

Y así como en los menús de restaurante están los clásicos, también siempre hay especialidades, y a eso le dedicamos este espacio: a todos esos grupos que suenan en pequeños foros, que, afortunadamente, aún no están tan vistos y con los que podemos sorprendernos de lo buenos que son al clickar shuffle en el móvil.

Empecemos, pues, este top de bandas mexicanas que no son las mismas de siempre.

Little Jesus

Ésta empieza a ser de las mismas de siempre, pero lo es porque suenan muy bien. Me recuerdan un poco a Jumbo, con canciones armoniosas, muy para cantar en el auto mientras vas en carretera. Recién lanzaron Río Salvaje, pero desde Norte conquistaron varios corazones con letras sencillas, pero con un sonido limpio y agradable.

De Osos

Su primer álbum, el cual incluye sólo seis canciones, no puede tener un título más atinado. Instrucciones Para Dejar Ir es justamente eso, un disco con temas instrumentales que te llevan de paseo por un camino a media noche, lleno de luces en alguna ciudad extraña, apelando a la nostalgia. Ellos mismos definen su sonido como post-rock, mezclándolo con electrónica y la verdad es que no tenemos muchos grupos así… para dejarse ir. Destaca la calidad de sus grabaciones.

The Broccolis

Pocos grupos de música psicodélica hay en nuestro país, y es que es un género complicado; primero, porque es cero comercial y segundo, porque hacer rock psicodélico de calidad que no termine siendo ruido, también es una tarea dura. The Broccolis ha logrado un sonido propio con solo tres integrantes, un órgano bastante limpio y algunas letras en inglés. Pero lo verdaderamente bueno es que, a pesar de ser un género poco trabajado en México, logran rescatar la esencia de sus pioneros, creando canciones con las que realmente te dan ganas de bailar con el cabello suelto y pantalones acampanados, o mejor aún… sin ellos.

Night Runner

¿Recuerdan la película Drive? Bueno, pues este grupo bien hubiera podido ser parte de la banda sonora. Curiosamente vienen de Morelia, y con ayuda de sintetizadores bien afinados nos transportan a la época de las mallas eléctricas y los calentadores de colores. Si los escuchas por la noche, con los audífonos puestos, seguro que no te resistes a querer imitar alguna coreografía ochentera e imaginarte una calle vacía iluminada por letreros de luz neón y saltar como los de Fama, aunque después te duela la ingle por tener cero flexibilidad.

The Risin’ Sun

Otros locos psicodélicos que lo logran bastante bien; un poco más pesados que los anteriores, estos de Risin’ Sun crean un sonido setentero con las clásicas guitarras rasposas, el audio hueco del micrófono y una batería cruda. Extrañamos un poco el teclado, pero tampoco hace mucha falta, pues la voz del vocalista y sobre todo, su buena pronunciación del inglés nos recuerda a bandas internacionales de antaño. No es de sorprender la calidad en la grabación de sus discos, pues han sido producidos por Gordon Raphael, quien trabajó con The Strokes.

Los Mundos

Un rock alternativo más oscuro y denso, menos digerible para algunos, con instrumentos distorsionados que hipnotizan al punto del dolor de cabeza, y es que ¿no es así como tiene que ser el rock: duro y atascado? No por ello malo ni ruidoso. “Re-animador” es la clara muestra del potencial de este grupo, que ha covereado a bandas como The Vaselines, Misfists y Jesus and The Mary Chain.

Apolo

También son viejos conocidos y la verdad me gustan un montón. Son rudos, clásicos, no se andan con payasadas que si experimentando con sonidos y cosas raras. Es un rock para disfrutar y cantar; me recuerdan incluso a grupos como Wolfmother y Queens of The Stone Age (no es que exagere) por el sonido predominante de la guitarra, que le roba todo el protagonismo a la voz. Para mover la melena, sin duda.

Big Big Love

Otros más de sonido indie, muy en la onda de Foals y esa camada, pero menos felices y más reflexivos. La canción “Family Flag” fue la que les ayudó a salir del anonimato y de ahí surgió su primer álbum, Friendship, en el cual se puede reconocer un sonido más maduro luego de haber probado con varios géneros en su primer EP, lo que quiere decir que, probablemente, sigan mejorando con el tiempo.

Cementerio de Mascotas

Aún no están en Spotify, lo que les da este carácter subterráneo, pues así como hemos listado algo de rock, pop y hasta psicodelia, con Cementerio toca el turno al emo revival (yo no lo inventé, así le llaman). ¿Y eso qué es? Pues definitivamente no es algo para todos y con el nombre se podrán dar una pista de que no es música feliz, sino la ideal para escuchar a en la madrugada luego de leerse un cuento de H.P. Lovecraft. Es una reverberación de sonidos oscuros y guitarras con eco que nos transportan a los clásicos de terror ; un experimento que recomiendo escuchar entre veladoras.

Más Hellow

Historias Relacionadas