Hellow

Search

+Hellow

Hellow
Stream & Review: ‘B4E’ de YUNG BAE

Music

Stream & Review: ‘B4E’ de YUNG BAE

Texto por Maurino Olivares — 28.Feb.2017

Hace algunos años dentro de los movimientos musicales generados en línea surgió algo llamado Future Funk, este género ha sido confundido erróneamente con la música Vaporwave, ya que fue a partir de este último del cual ciertos productores como Skylar Spence FKA Saint Pepsi, Harrison y MACROSS 82-99 comenzaron a evolucionar hacia este sonido. El género podría ser presumiblemente un revival del French House, aquel movimiento que tuvo su auge entre mediados de los 90 e inicios de los 2000, y que se caracterizaba por sampleos de música disco y funk a partir de los cuales se generaban nuevas piezas de música house, seguramente podrán recordar temas como “One More Time” de Daft Punk, “Music Sounds Better With You” de Stardust o “Lady” de Modjo.

Fue en este género, que YUNG BAE se destacó y creció como uno de los productores prominentes e insignias del movimiento; a pesar de la polémica que muchas veces rodeó al productor sobre sus samples, su método de producción y algunos chismes dentro de la escena. Nuevamente, después de haber probado suerte con su nombre real, ha regresado y nos entrega una pieza que no suena a algo nuevo, pero suena a algo fresco. Por esta razón me he dado a la tarea de reseñar cada una de las canciones que componen B4E, su último material.

1. “It’s a Party!”: Redobles y metales brillantes son lo que dan inicio al álbum. Inmediatamente pueden sentirse las vibras retro, y me comienzo a preguntar de qué manera se desarrollará, en cuanto se escucha la frase “Now, here comes the music” es imposible contener la expectativa que da este breve pero significativo inicio. Es con guitarras funkys, metales y un coro armónico que comienza el cuerpo de la canción. Posteriormente se involucrará el bajo, que sin duda es la parte fundamental y la columna vertebral de la pieza, todo esto se ve acompañado de cuerdas en los lados, voces que cantan “party” y slaps de cuerdas que nos recuerdan que el espíritu de los 70 y 80 no ha muerto. En definitiva es un track que tiene toda la fuerza para ser un sencillo y sobre todo el elemento que da inicio a esta obra.

2. “Suede”: Desde el inicio se escucha de qué va la pieza. En esta ocasión el bajo pasa a ser un sonido más parecido a un sintetizador al igual que el sonido principal de la canción. El track se siente conectado al anterior con los sonidos de guitarras y metales que entran a los pocos segundos de haber iniciado. Es aproximadamente al minuto de haber comenzado que la voz se hace presente, pero se siente en el momento justo. No obstante, a pesar de ser una buena canción y con un buen ritmo, una vez llegando al final se escucha repetitivo, no hay algo que nos invite a seguir escuchando, más que el mero ritmo. El final abrupto que tiene nos atrapa inmediatamente para no dejar de escuchar, pasando inmediatamente a la siguiente pista sin darnos tiempo a reflexionar sobre lo que acabamos de escuchar.

3. “Magic”: Strings poderosos y un grito que no podría saber si es un “YIII” o “HEEE” son lo más destacable de la canción. A partir del coro es notable el cambio de ritmo respecto a los tracks previos; lo cual agradecemos, lamentablemente una vez más notamos que la estructura y forma primordial no cambia mucho después de esto, positivamente esta es una pista de poca duración y nos mantiene en sintonía con lo que vendrá más adelante.

4. “I Know”: Es con esta pieza que los seguidores de hace tiempo podrán percibir al Yung Bae tradicional, con un ritmo bien marcado y chops de voz que evocan una vibra completamente diferente a lo que habíamos escuchado. Y a pesar de ser un poco similar en su estructura, la falta de metales y guitarras vuelve a este track único, sin tener esa sensación de haber escuchado lo mismo en el mismo álbum.

5. “This Is It”: Un viejo dialogo de película inmediatamente nos remonta al segundo y previo revival del French House, en el que vimos nacer a artistas como The Phantom’s Revenge, Go Go Bizkitt! y Louis La Roche. El track nos da exactamente lo que esperábamos, una base 4/4 con chops de un track sampleado, jugando con cortes más frecuentes, filtros de frecuencia baja y alta que junto con el clásico vinyl effect dan pie al segundo “drop”. Un viaje de nostalgia para aquellos que vivimos esa época.

6. “She’s a Happy Face In A Crowded Place”: El ritmo se recupera, sintiendo algo parecido a la introducción que tuvimos con “It’s The Party!”, inmediatamente después de guitarras funkys y percusiones filtradas nos llega el punch completo, con un coro y un ritmo que nos hace mover los pies en cada beat. Después de haberlo reflexionado un poco, es durante esta canción que me doy cuenta de aquellos instrumentos y sonidos que en cada una de las canciones hemos tenido presentes, algo ocultos y paneados hacia los lados; pero que vuelven ese sonido a veces monótono de la música disco en algo disfrutable. En cuanto el sonido de la flauta dulce se hace presente es imposible no dejarse llevar por ella e intentar seguirla con la cabeza. Termina con un fade out a diferencia de los otros tracks que terminaban abruptamente.

7. “I Can Tell”: Un ritmo de trompetas que suenan un poco a la despedida de esta obra, ya que todo se vuelve más calmado que en las pistas previas. Sin embargo ritmos de panderos y otras percusiones veloces aún nos acompañan, al igual que un bajo que no destaca entre lo demás pero que marca el ritmo, un track que seguramente será un perfecto compañero al momento de realizar labores.

8. “Sunshine”: Justo cuando creíamos que la fiesta había terminado llega un track cargado de energía, una y otra vez escuchamos la palabra “sunshine”, de repente con algunos chops pero que en general se mantiene igual, solamente en algunos versos se complementa con otras frases del acapella. Este track me hace recordar la razón por la que a algunos amigos nunca les agradó el French House, la constante repetición de algunos sonidos dentro de la canción. Si eres bastante afortunado podrás escuchar la canción como un todo y podrás dejar de lado esta repetición, si eres de aquellas personas que cuando escuchan un sonido no puede despegar su atención de él, lo siento por ti.

9. “Celebration”: Con esta canción esperaba algo más de emoción -solamente por el título- pero parece que lo único de fiesta en este track es la constante frase “Party”. Escuchar el EP en su conjunto se vuelve un poco cansado si fijas toda tu atención en él, pero al hacerlo en segundo plano se obtiene un acompañamiento bastante placentero con tintes rosas y amarillos -para los sinestésicos- que te mantendrán arriba y con buen humor mientras lo escuchas.

10. “Doo Do Doo (feat. Alexander Lewis & Flamingosis)”: La obra final de este EP, el bajo se escucha completamente diferente, de alguna manera más envolvente, pero al mismo tiempo en algunos momentos no nos permite escuchar algunos otros elementos de la canción. En algunos momentos las percusiones se escuchan bastante débiles, el sonido de polvo en vinilo durante toda canción, seguramente se lo debemos a Flamingosis (hago un paréntesis para recomendar ampliamente “Football Head“, uno de sus tracks). La frase “Doo Do Doo” resuena en la cabeza y aunque en algunos momentos se vuelve un poco cansado al mismo tiempo es pegajoso y obsesivo.

Conclusión: De manera general en una escala de 1 a 10 daría a este EP un 7.5, el cual es algo bajo para mis estándares, y probablemente lo sea para ti también, a menos que seas un fan de Anthony Fantano, quien probablemente daría a este material un 4.5. Sin embargo, es una producción que debes darte la oportunidad de escuchar, y si no conoces mucho sobre este género o los artistas que mencioné; seguramente te otorgará algo nuevo que podrás desempolvar gustosamente de tus playlists o librería de vez en cuando por un módico precio de dos dólares.

Esucha B4E:

Por último, me gustaría dar una gran mención a Andrew Walker, quien también es uno de los miembros principales del sello estadounidense Stratfort Ct., responsable del arte para este material y quien generalmente hace piezas excepcionales con influencias retro, alguien que debes seguir en todas sus redes sociales YA.

Sigue a YUNG BAE en Facebook, Twitter o Soundcloud.

Más Hellow

Historias Relacionadas