Hellow

Search

+Hellow

Hellow
‘Skam’, mi serie millennial favorita

Culture

‘Skam’, mi serie millennial favorita

Texto por Juan González — 24.Jan.2017

Hablando de grandes y pequeñas producciones, de alto y bajo nivel de producción, de altos y bajos presupuestos, Noruega nos enseña que no se ocupan millones de dólares para producir una exitosa serie de televisión, ni complicadas historias de fantasía y ciencia ficción para llegar al futuro de la humanidad, los millennials.

3%, Estocolmo, Good Morning Call de Brasil, Argentina y Japón para Netflix vieron de alguna manera demeritados sus productos debido al factor monetario, a pesar de tener el respaldo de una gran distribuidora y productora como lo es la plataforma de streaming.

Good Morning Call, The Deleted fueron programas que pretendieron llegar al público juvenil y fallaron en su intento, la segunda a pesar de estar “respaldada” por un escritor “reconocido” y fallaron notablemente en su intento de apelar o mostrar lo que las nuevas generaciones son y representan.

Beyond, Shadowhunters, Pretty Little Liars y la próxima a estrenarse Riverdale, tienen historias de fantasía, con jóvenes que descubren tienen súper poderes y sus vidas peligran debido a personas que saben tienen ese poder y quieren robárselos o matarlo, en el caso de Riverdale y PLL pues los jóvenes están buscando descubrir el misterioso asesinato o desaparición de una persona, porque obviamente la policía es incapaz de ello, pero pan comido para jóvenes de preparatoria.

Skam (Shame en inglés) de la televisora y radiodifusora NRK de Noruega nos demuestran cómo hacer las cosas, haciendo un producto que da en el clavo con un programa de bajo presupuesto que esta teniendo éxito a nivel mundial, que por información que ignoro, la televisora se ha rehusado a oficialmente ponerle subtítulos a los capítulos para su distribución internacional, han alegado que no les es posible debido a los derechos de las canciones que musicalizan el programa. ¿Tan caro cuestan dichos derechos? El éxito lo tienen asegurado, el público se los está pidiendo y le abrieron paso a sus mismos fans a subtitular y distribuir a través de Tumblr, Google Drive y menormente en torrents, la serie. ¿En serio no vale la pena hacer esa inversión del pago de derechos musicales?

Hablando de la musicalización, es excelente utilizando temas de moda y algunos no tan nuevos, pero que sus letras hablan explícitamente sobre la situación que acabamos de presenciar, en muchos casos funcionan para que ese “drop mic” tenga más impacto, pero justamente esta selección de canciones llamó mi atención, porque en ocasiones son sumamente populares, algo que no vemos en series de Estados Unidos, entonces sí, debe de ser caro conseguir los derechos de las mismas para si distribución global.

Este programa me lo recomendó un amigo que se encuentra en Inglaterra, diciéndome que la serie es todo un fenómeno en Europa, la primer temporada no la conseguí en torrent y la encontré en Tumblr con subtítulos al inglés y otros episodios en el google drive de fans que los comparten por esa red social. En esa primer temporada sus episodios son cortos de menos de 20 min, porque originalmente eran posteados clips de la serie en sus redes sociales como: Facebook, Instagram y Vine, durante la semana y los viernes se subía a la página de la radiodifusora NRK P3, ya en conjunto formando un episodio; fue tanto el éxito que después comenzó a ser televisada en su segunda temporada y los episodios ya empezaron a rondar entre los 20 y 50 minutos.

El programa está en formato reality show y sigue la vida de un grupo de amigos que estudian en una de las escuelas de alta sociedad de Oslo. Cada temporada se ha enfocado en un personaje diferente, entonces algunos logran más tiempo que otros dependiendo de en quién esté enfocada la temporada. La primera en Eva, la segunda en Noora y la tercera en Isak. Fiestas, amor, desamor, la presión social, alcohol, drogas y sexo, son el tema y las causas de drama, ¿realmente ocupamos más?

Además de los clips en las redes sociales de la serie, los actores tiene cuentas de los personajes e interactuaban además con los fans en tiempo real. Me parece es la primer serie que logra de manera exitosa atraer a los millennials en diversos medios, redes sociales, páginas web y televisión. Con temas de su interés desde el punto de vista de ellos, tocan temas como el trastorno alimenticio, alcoholismo, el bullying en redes sociales, sexo, enfermedades de transmisión sexual, abuso sexual y sexualidad. De una manera natural que pocas series logran, sin que se sienta como una lección o una reprimenda de un adulto. Si creíamos que las novelas juveniles de televisa, deberían de poner atención a las americanas en cómo tratar estos temas, al ver esta serie creo que todos deberíamos de ver como fue tratado en Noruega de una manera efectiva.

Sobra decir que estoy totalmente fascinado con ella, altamente adictiva y manifestándome afuera del corporativo de Netflix para que adquiera los derechos de distribución de la misma. De hecho me sorprende que no lo hayan hecho ya.

Ahora hablemos del Russefeiring, porque durante la primer temporada estuve, ¿qué?, what?, ¿mande?, ¿tipo?, ya que toda la conversación de ellas era sobre el russ, que lo más que comprendía era que tenías que pertenecer a un grupo de amigas, o amigos, todos del mismo sexo, planear un tema, organizar fiestas para juntar fondos económicos para la renta de un autobús y además ganar prestigio social, desde primer semestre. Investigando en Wikipedia sobre ello, el russ es una tradición de los noruegos que se gradúan de preparatoria, las celebraciones duran un mes durante la primavera culminando el 17 de Mayo, día de la constitución de Noruega, compran o rentan un autobús, le ponen nombre y decoran de acuerdo a algún tema y hacen fiestas diarias durante toda la noche, hasta la mañana siguiente, hasta Mayo 17, disturbios por exceso de alcohol son muy comunes en esas fechas.

Recomiendo ampliamente esta serie para los millennials, los late millennials, los sumamente no millennials, no sólo es entretenida y adictiva, además nos muestra que esa generación no está tan perdida como nosotros creemos y que hay una luz de esperanza en ella.

Los derechos de la serie ya fueron vendidos a una productora canadiense/americana para hacer un remake en este continente del programa, tienen la vara muy alta para al menos estar a la par que la versión original.

Más Hellow

Historias Relacionadas