Hellow

Search

+Hellow

Hellow
Ser Independiente No Es Imposible

Column Music

Ser Independiente No Es Imposible

Texto por Karlos López — 05.Jul.2015

Lo primero que hay que establecer es el significado de “banda independiente”, un término que se usa desde la década de 1980 y tiene origen en el Reino Unido y Estados Unidos. En un inicio el término se usaba para describir a los sellos discográficos y bandas. Sin embargo, con el tiempo se asoció a géneros musicales.

Hace algunos años, en realidad se explicaba por sí solo: presentaciones, grabaciones y difusión, todas estas actividades eran realizadas por las propias bandas con el fin de salir adelante y cumplir sus metas. Las bandas tenían que ir por sí solas a buscar un espacio para exponer su música, como en foros, concursos o locales. Es de aquí que nació la frase: “pagar para tocar” y es que para poder presentarse en estos lugares debían dar cierta cantidad de dinero por tocar apenas 20 minutos o incluso eran condicionados para vender cierto número de boletos, de lo contrario no se podían presentar a tocar.

Con las bandas independientes las grabaciones suelen ser caseras, es así que se reúnen para grabar un EP o LP, ya sea en la casa de algún integrante o alguna rentada. Todo esto representa un duro golpe a la economía de las bandas, ya que algunas apenas y tienen ingresos para comprar instrumentos.

Posterior a la producción se necesita la promoción, lo cual involucra tiempo y dinero. Aquí encuentran otro obstáculo las bandas debido a que, tener una banda no es un ingreso grande y seguro, deben conseguir empleos para poder sustentar esto, y les resulta difícil darle la promoción debida la material.

El último punto cuando se habla de bandas independientes son los patrocinios. Un caso difícil, ya que esto es el opuesto a lo independiente. Claro que muchas bandas se empiezan a hacer de contactos, mas no de patrocinios tal cual. Pero existen otras, que por querer conservar esa esencia y poder seguir teniendo el dominio creativo y hacia dónde llevar la carrera evitan a estas marcas.

Foto: elimperial.tv

La escena musical mexicana, en palabras de Rodrigo Desentis, integrante de The Risin’ Sun es muy nueva, es por esto que es tan difícil abrirse paso en el medio. No existe el sistema que otros países tienen, como Estados Unidos o Reino Unido. Además, dentro de las bandas que conforman la escena nacional, son pocas las que se encuentran unidas. En muchos casos encontramos que incluso el éxito de una banda “amiga” es visto como poca cosa por otras.

Otro de los problemas con los que se encuentran las bandas independientes es que las cadenas, tanto de televisión como radio muestran poco apoyo a las nuevas propuestas. De acuerdo con Mike, integrante de You Reasonable Apes o Y.R.A, estas cadenas se encuentran en un conformismo, ya que prefieren seguir con los mismo géneros que saben pegan en lugar de arriesgarse y apostar por un sonido más nuevo.

Pareciera que contar con un gran número de bandas en la escena de la Ciudad de México es bueno, el problema aquí es que los espacios para tocar no todos son abiertos a cualquier género (en especial aquellos con varios años de historia) e incluso el propio público divide a las bandas dependiendo del lugar en el que toquen.

Muchas de estas bandas sufren la poca diversidad que hay por parte del público, promotores y medios, lo que lleva a las bandas al fracaso, esto es porque de momento poca es la gente interesada en géneros como garage, pop tropical, hip hop o cumbia electrónica, solo por mencionar algunas. Y me refiero a la gente como las disqueras, los medios y los dueños de spots.

No es nuevo que una banda que haya sido rechazada varias veces, pero que siguió tocando puerta y hayan triunfado sean invitados por las mismas personas que los rechazaron ahora que cuentan con cierta fama. Incluso muchas triunfan en el extranjero porque el país no les ofrece lo que debería. La fuga de talento es mucha, como en otros ámbitos.

o_tortuga

Foto: vivelatino.com.mx

Afortunadamente todo lo anterior mencionado ha ido cambiando poco a poco. Y es que gracias a todos estos tropiezos que la escena ha tenido las bandas comienzan a encontrar otros caminos que les funciona. Existen las redes sociales, plataformas de video y música en streaming.

Ahora las bandas ya no se concentran en encontrar un espacio “clásico” para transmitir su música, gracias a plataformas como YouTube o Spotify es más fácil conseguir llegar al público. En especial porque estos servicios son gratuitos, pueden ser usados en cualquier espacio y desde la comodidad del celular.

La mayoría de artistas y disqueras independientes, sino es que la mayoría, dependen de gran manera del internet, e incluso funciona más ya que pueden conseguir una mayor internacionalización al estar disponible para todo el mundo y no sólo México.

Otra alternativa que ahora han encontrado las bandas son los sellos independientes. Sellos que generalmente son trabajados por algunos integrantes de varias bandas que comparten una misma ideología, tal es el caso de Toga Records, en la que uno de los creadores es Rodrigo Desentis.

Otro caso es el de Tlaloc Inc., creado por Isaías Huitrón y Mogo, apasionados por la música electrónica, pero con toques que la conviertan en única; no es un sello que busque colocar a dos artistas con canciones pegajosas, lo que buscan es crear una base de artistas comprometidos y con ganas de mostrar cosas nuevas.

También existen bandas que han decidido continuar con la tradición de grabar en casa, con todas las dificultades que esto significa, como lo hace O Tortuga y muchas otras. Los problemas son varios, desde el hecho de no encontrar lugar para ensayar y grabar, hasta las complicaciones de conseguir un buen sonido en espacios que no están hechos para esto. Pero a pesar de estas complicaciones se saben capaces de conseguir un buen material que a la gente le agrade.

De acuerdo con la banda The Risin’ Sun uno de los problemas que vive la industria independiente en México es que no hay una clase media de bandas. Con esto se refiere a que en nuestro país solo existen las bandas que logran un éxito increíble, como Zoé, quienes cobran hasta 6 millones de pesos por presentación, o ser una banda que apenas y puede mantenerse y hacer todo por amor.

Sin duda lo que hace fuerte a la industria independiente en México son las relaciones, las amistades de las bandas y es que en muchos casos se ayudan de estas para poder conseguir el éxito. Son quienes ayudan a grabar videos, conseguir productores y presentaciones.

A pesar de todas las ventajas que ahora encuentran las bandas independientes, la gran mayoría están conscientes de que, a pesar de poder auto gestionarse, es decir ser sus propios managers, es necesaria la inversión de patrocinios.

Aquí es donde podría ponerse en duda el término independiente, pero es más bien una evolución del término. Ya que con estos patrocinios las bandas consiguen presentarse y exponerse en diversas plataformas y spots.

Más Hellow

Historias Relacionadas