Hellow

Search

+Hellow

Hellow
Seguimos en shock con ‘Star Wars: The Last Jedi’

Culture

Seguimos en shock con ‘Star Wars: The Last Jedi’

Texto por Oralia Torres — 14.Dec.2017

Sin duda, Star Wars marcó un antes y después de lo que significarían las películas taquilleras y dio inicio a las franquicias fílmicas. A lo largo de 40 años, han capturado la imaginación de varias generaciones a nivel internacional, y con The Force Awakens (2015), la saga se reintrodujo en nuestras vidas, más allá de la nostalgia por la trilogía original. TFA fue prácticamente una secuela cargada de nostalgia y referencias a la cinta original. Su siguiente secuela, dirigida por Rian Johnson y protagonizada por Carrie Fisher, Mark Hamill, Daisy Ridley, Adam Driver, John Boyega, Oscar Isaac, Domhnall Gleeson, Laura Dern, y Kelly Marie Tran, es algo completamente maravilloso.

Sin revelar mucho, la cinta comienza justo cuando concluye The Force Awakens: Rey encuentra al mítico Luke Skywalker para pedirle se una a la Rebelión; por su parte, la Rebelión liderada por la General Leia Organa se enfrenta a la Primera Orden. Se introducen nuevos personajes -tanto humanos como no-, y el desarrollo de la trama va hacia eventos completamente sorpresivos e inesperados. Del mismo modo, amplía los arcos de los personajes que conocimos en películas anteriores y los liga a los nuevos personajes de buena forma, de manera que no se sienten forzados y pueden explorar los temas presentes en el filme. Lo que logra Johnson con el guión es fantástico, ya que le inyecta nueva vida a una saga sumamente familiar mientras presenta temas sumamente serios y relevantes para este momento histórico: además de la lucha y resistencia contra fuerzas fascistas, agrega ambigüedad moral sobre el bien y el mal, presenta las fuertes desigualdades sociales en el Universo Star Wars y lo que mantiene al 1% como tal, y los problemas de idealizar a figuras públicas y/o históricas, sobre todo si siguen vivos. Asimismo, no deja que sea una película pesimista: hay bastante humor en lo que va ocurriendo, y termina con un toque de esperanza. La dirección de Johnson -quien ha dirigido las películas Brick, Looper y los mejores episodios de Breaking Bad– tiene un control completo respecto al desarrollo de la acción, y hace una película ágil, entretenida y sorprendente, al grado que las dos horas y media de duración no se sienten.

Además del sólido guión, las actuaciones son magníficas: además de las maravillosas interpretaciones de Carrie Fisher y Mark Hamill -es, sin duda, increíble verlos retomar a sus icónicos personajes, darles mayor profundidad y reinterpretarlos-, Oscar Isaac, John Boyega y Kelly Marie Tran demuestran ser excelentes actores de acción, mientras que el peso emocional del filme recae en Adam Driver y Daisy Ridley, quienes hacen muy buenos papeles. La adición de Laura Dern al reparto es una muy buena elección y es genial como la Almirante Holdo, mientras que Benicio del Toro sorprende con lo que presenta su personaje, aunque repite el tipo de papel que ha interpretado en los últimos años.

Otro gran acierto de TLJ es la increíble y maravillosa producción de escenarios, uso de locaciones y diseño de vestuario. Todo es un festín visual que ayuda a mantener la atención en pantalla, y aunque el CGI se siente sobrecargado, no es impedimento para seguir disfrutando la película. La banda sonora de John Williams retoma sus temas clásicos y los amplía para que tengan mayor resonancia en la historia.

Cuando vayan a ver Star Wars: The Last Jedi, dejen sus expectativas en la puerta y déjense sorprender por lo que aparezca en pantalla.

Más Hellow

Historias Relacionadas