Hellow

Search

+Hellow

Hellow
Película de la Semana: Hagen y Yo

Culture

Película de la Semana: Hagen y Yo

Texto por Oralia Torres — 21.Sep.2015

white_god

Hagen y yo (Fehér isten, 2014, dir. Kornél Mundruczó)
Calificación en Rotten Tomatoes: 92%
Disponible en salas de cine

Debo de admitir que, de niña, nunca tuve un perro. Una de mis hermanas les tenía pavor a todos los animales en general, entonces nuestras opciones de mascotas se redujeron a los pollitos de la primaria, los peces beta y un conejo que eventualmente se escapó para buscar sus propias aventuras. Por tanto, todas las películas que involucraran a protagonistas caninos jamás las tomé en serio: o eran divertidas pero demasiado inverosímiles -desde el perro que jugaba basketball hasta los que eran espías y luchaban contra gatos-, o estaban bonitas y tristes pero nomás no me llegaban. Todo cambió el año pasado cuando, a petición de la misma hermana que siempre les temió, adoptamos dos perritos bebés mestizos, hijos de una perra callejera que, en ese momento, padecía una especie de cáncer y la rescatista no los podía cuidar a todos; se podrán imaginar lo mucho que me suavizaron el corazón y lo mucho que alegraron la casa.

Tomando eso en perspectiva, el filme húngaro Hagen y yo me hizo llorar en repetidas ocasiones. Mundruczó presenta una realidad donde el Estado declara que los perros mestizos no son apropiados, por lo que sus dueños tendrán que pagar un impuesto especial, provocando que cientos de perros sean abandonados en las calles, a la merced de desconocidos y Control Animal. El filme se centra en la pequeña Lili y su perro mestizo, Hagen, y las tribulaciones que cada uno enfrenta a partir de que se ven separados. Lili hace todo lo posible por recuperar a su perro mientras lidia con sus problemas personales, propios de la adolescencia temprana, al mismo tiempo que Hagen lidera una revolución canina junto con el resto de los perros rechazados en contra de quienes han abusado de ellos.

Mundruczó realizó un filme sumamente brillante, con una trama que puede ser interpretada a diferentes niveles a partir de la historia de una niña y su perro: desde la perspectiva que aboga a favor de los derechos de los animales hasta la metáfora de los perros como minorías sociales -étnicas y raciales, religiosas, políticas, de género y preferencias sexuales, etc.- perseguidas por el Estado. La película tiene un ritmo ágil, cuenta con una fotografía preciosa, maneja con maestría la narrativa, y las actuaciones -humanas y caninas- son magistrales. Corre al cine a verla lo antes posible.

Más Hellow

Historias Relacionadas