Hellow

Search

+Hellow

Hellow
#Reseña: La entrega del Oscar más anticlimática de la historia

Culture

#Reseña: La entrega del Oscar más anticlimática de la historia

Texto por Maximiliano Torres — 27.Feb.2017

Hoy es Navidad para los creadores de contenido digital. Esto gracias a la edición 2017 del Oscar, que fue una ceremonia histórica por las razones correctas e incorrectas.

Por razones correctas entendamos que la lista de ganadores fue una respuesta a la situación política de Estados Unidos y el mundo, premiando la diversidad y la tolerancia a través de la primera película con temática LGBT en ganar la terna de mejor película. Por razones incorrectas entendamos todo lo que pasó antes de saber que Moonlight fue la verdadera ganadora.

La noche comenzó con Justin Timberlake cantando “Can’t stop the feeling”, la canción de Trolls, dándole a la ceremonia una vibra de entrega de Los Grammy y calentando los ánimos del público para recibir a Jimmy Kimmel.

The Oscars GIF - Find & Share on GIPHY

Por su parte, Kimmel cumplió con un monólogo de apertura que fue directo a la yugular de Donald Trump y no pasó por alto los temas incómodos dentro de su propia industria: como el regreso de Mel Gibson al Oscar, después de haber sido considerado persona non grata por su conducta racista y sexista.

The Oscars GIF - Find & Share on GIPHY

Otros dos highlights en el repertorio de Kimmel fueron la irrupción de un grupo de turistas en medio de la ceremonia. Esta idea dividió opiniones pero es innegable que nos regaló material para estupendos memes.

The Oscars GIF - Find & Share on GIPHY

The Oscars GIF - Find & Share on GIPHY

El segundo recurso más celebrado de Kimmel fue su ya tradicional ronda de lectura de Mean Tweets en la que el de Miles Teller, según los retweets, fue el más acertado. ¿¿??

The Oscars GIF - Find & Share on GIPHY

El tono político en los discursos fue más sutil de lo esperado. El cineasta iraní que canceló su visita a la ceremonia en protesta al veto migratorio de Trump, envió una carta que fue leída como discurso de aceptación de su Oscar a Mejor Película Extranjera. Fue correcta, pero tampoco cimbró el ambiente. Digamos que esperábamos algo más álgido, como lo que hizo Michael Moore en 2003.

El verdadero show, para quienes reseñábamos la ceremonia desde twitter, no estuvo en el escenario sino en las butacas. En donde algunos no se cansaron de observar la extraña forma de aplaudir de Nicole Kidman…

The Oscars GIF - Find & Share on GIPHY

O de la reacción colectiva al final de la noche cuando se dió la sorpresa de la que enseguida hablaremos.

Teniendo en cuenta que el 2016 fue el año que nos dejó sin ídolos, una de los momentos más esperados era el In Memoriam, en el que Sara Bareilles interpretó “Both Sides Now”, de Joni Mitchell. El momento fue logrado, hasta que nos dimos cuenta que el clip que proyectaron incluía la foto de una persona que aun está viva…y ofendida de haber sido considerada en este segmento.

The Oscars GIF - Find & Share on GIPHY

La noche fue avanzando y nuestra quiniela se iba pareciendo a los resultados oficiales. Quienes apostaron todo a La La Land y estaban listos para cobrar sus apuestas (y quienes postearon en redes sus gráficos pre-diseñados horas o días antes) tuvieron que dar reversa luego de que esto sucedió:

Además de ser el error más grande en la historia del Oscar, esta confusión opacó el verdadero momento histórico: La primera película con temática LGBT en ganar un Oscar a Mejor Película fue privada de su momento de protagonismo. Este hubiera sido el discurso más significativo de la noche, y un triunfo para las minorías que, hoy más que nunca, necesitan plataformas de validación y apoyo. Y fue debido a este error en la producción que la narrativa de los medios se enfocó en lo menos importante.

 

Más Hellow

Historias Relacionadas