Hellow

Search

+Hellow

Hellow
Qué ver después de ‘La La Land’, la ames o no

Culture

Qué ver después de ‘La La Land’, la ames o no

Texto por Oralia Torres — 24.Jan.2017

La La Land, la aclamada cinta musical de Damien Chazelle que tiene a 7/8 de internet enamorados, intenta retomar los musicales clásicos de MGM con una historia contemporánea sin excesivas complicaciones, bellísima fotografía, excelente música original a cargo de Justin Hurwitz, fantásticas coreografías a cargo de la genial Mandy Moore, buen trabajo actoral de sus protagonistas, y una edición precisa y ágil sin comprometerse por completo con el género del cine musical. La nueva película favorita de muchos navega un camino peculiar entre ser propiamente un musical -como The Sound of Music– y una película con fuerte presencia musical -como Sing Street-, sin adherirse a ninguna de las reglas implícitas que conlleva cada uno, lo cual hace que el impacto del filme sea mucho menor que el de sus predecesoras.

Para que puedan continuar con el mood que les dejó la cinta protagonizada por Ryan Gosling y Emma Stone, les presento otros musicales con los que podrán seguir dándole vuelo a su nuevo amor por el género.

Singin’ in the Rain (1952, dir. Stanley Donen y Gene Kelly)

Una de las principales influencias de Hurwitz y Chazelle es esta cinta clásica sobre la industria del cine durante la transición del cine mudo al sonoro. Protagonizada por la maravillosa Debbie Reynolds, Gene Kelly, Donald O’Connor y Jean Hagen, la película es fantástica y tiene lo que cualquier amante del cine y la música puede pedir: magníficas actuaciones, una trama sólida, y música increíble que no saldrá de tu cabeza en semanas.

Chicago (2002, dir. Rob Marshall)

¿Se acuerdan de Chicago, la aclamada y multipremiada cinta musical que tomó el hambre por musicales provocado por Moulin Rouge y nos dio más de lo que esperábamos? La cinta tiene todo: personajes de moral relajada con vestuarios brillantes, una producción impecable, canciones que hacen sentido dentro de la historia y reflejan la vida interior de los personajes, excelentes actuaciones por parte de Catherine Zeta-Jones, Renée Zellweger y Richard Gere. Y todo ese jazz.

Moulin Rouge! (2001, dir. Baz Luhrmann)

Y hablando de Moulin Rouge!, qué bello experimento. La trágica historia de amor entre un escritor y una bailarina de cabaret, con París durante la Belle Époque de fondo, cuenta con cóvers y remixes de canciones pop icónicas, números musicales impresionantes, y muy buenas actuaciones de su reparto. En su reparto se encuentran Ewan McGregor, Nicole Kidman, Jim Broadbent, John Leguizamo y Richard Roxburg.

Hedwig and the Angry Inch (2001, dir. John Cameron Mitchell)

¿Quién dijo que no podría haber musicales de punk-rock? Creada para el escenario por John Cameron Mitchell y Stephen Trask en 1998 y con adaptación fílmica en 2001, esta película de culto presenta a Hedwig, una cantante genderqueer de Berlín del Este que está de tour por Estados Unidos y cuenta su historia a quien quiera escucharla, mientras sigue al ex que le robó sus canciones.

Crazy Ex-Girlfriend (2015)

La serie creada por Rachel Bloom y Aline Brosch McKenna explora, rinde homenaje y reinventa el género musical como ninguna otra serie -o película- mientras sigue las desventuras amorosas y laborales de Rebecca Bunch, exitosa abogada que se muda de Nueva York a West Covina California, Josh, su interés romántico, Greg, su bastante atractiva segunda opción, y Paula, su mejor amiga adicta a los líos amorosos de Rebecca. Y las canciones originales son toda una delicia. Dale un par de episodios para enamorarte.

The Sound of Music (1965, dir. Robert Wise)

Protagonizada por la maravillosa Julie Andrews y Christopher Plummer, este musical presenta a Maria, una joven que desea ser una monja y es convencida por sus superioras para ser niñera de los hijos del Capitán Georg VonTrapp, a meses de que inicie la II Guerra Mundial. Alcanzó su status de icónica gracias a la bellísima producción, las excelentes canciones, y porque está basada en hechos reales. Probablemente conoces las clásicas canciones, pero no está de más volverla a ver -sobre todo con este nuevo auge de neonazismo en el país vecino.

Los Paraguas de Cherburgo (1964, dir. Jacques Demy)

Jacques Demy, uno de los directores más destacados de la Nouvelle Vague, dirigió este musical agridulce lleno de color y dulces melodías, en el que una joven, separada del amor de su vida, se enfrenta a una fuerte decisión que podría cambiarlo todo. En el reparto se encuentran Catherine Deneuve, Nino Castelnuovo, y Anne Vernon.

Cabaret (1972, dir. Bob Fosse)

La inigualable Liza Minelli protagoniza este drama musical sobre una artista de cabaret que está envuelta en un triángulo amoroso. Lo brillante es que esta historia aparentemente sencilla se presenta durante la República de Weimar y el auge del Partido Nazi, por lo que explora temas mucho más oscuros que otros musicales con tintes históricos.

Little Shop of Horrors (1986, dir. Frank Oz)

Remake musicalizado de la cinta del mismo nombre de 1960, con el paso de los años se ha vuelto un musical de culto gracias a los elementos de horror, ciencia ficción, y música de los años 50. La cinta presenta a un joven que trabaja en una florería cuya vida cambia por completo cuando se topa con una planta carnívora.

Hairspray (2007, dir. Adam Shankman)

Hay tres versiones de esta historia: la versión original de 1988, el remake del 2007, y la adaptación Live para televisión del 2016. Creada por el maestro John Waters, la cinta ambientada en los 60 trata de una chica con sobrepeso que quiere ser la estrella del programa juvenil más popular del momento. Con una sátira sumamente fina, la película trata abiertamente temas de integración, diversidad y tolerancia con un tono alegre, positivo y subversivo.

Rocky Horror Picture Show (1975, dir. Jim Sharman)

Esta disparatada comedia musical, creada por Richard O’Brian, presenta a una joven pareja que se topa con un científico que planea crear al hombre perfecto. Si bien sus políticas de género y sexualidad están sumamente anticuadas, la cinta es sumamente divertida, con muy buenas canciones y gran estética. Tim Curry destaca en el reparto, que también incluye a Susan Sarandon, Barry Bostwick, Patricia Quinn y Richard O’Brian.

Fiddler on the Roof (1971, dir. Norman Jewison)

Esta maravillosa producción presenta la historia cotidiana de Tevye, un campesino judío que vive con su familia en un pequeño pueblo ruso que se ve amenazado por el creciente sentimiento antisemita pre-revolucionario. Es una celebración abierta a la vida y las tradiciones familiares -y cuándo quebrarlas-, con una producción impecable, temas políticos y religiosos profundos, y excelentes coreografías y música.

Grease (1978, dir. Randal Kleiser)

El musical que consolidó a John Travolta como super estrella juvenil es una mirada crítica hacia la era dorada de los años 50, haciendo una celebración nostálgica a los 50 sin olvidar los detalles escandalosos que nuestros abuelos preferirían olvidar. Al mismo tiempo, las canciones originales son icónicas, y nos las sabemos desde la tierna infancia.

Bonus: Les pongo la mejor escena de West Side Story (1961, dir. Robert Wise), porque es una maravilla que explora los anhelos y dificultades de las comunidades puertorriqueñas en Nueva York durante los años 50; el resto de la película no le llega a los tacones de Rita Moreno.

Más Hellow

Historias Relacionadas