Hellow

Search

+Hellow

Hellow
Por qué China podría dictar el futuro del cine

Culture

Por qué China podría dictar el futuro del cine

Texto por Juan González — 10.Jul.2017

Antes de que comenzara el verano, recuerdo haber ido al cine y presenciado avances de Wonder Woman, Transformers y Pirates Of The Caribbean. De inmediato mandé un mensaje de texto a mi editor ¿en serio ocupamos más secuelas de transformers y piratas? La respuesta ya no le corresponde a los espectadores de Estados Unidos o Latinoamérica. Ahora los estudios toman en consideración diferentes mercados, como el chino.

Este verano se ha caracterizado por algunas bombas de taquilla y otras que han sido salvadas al estrenarse internacionalmente. Afortunadamente, para mi, franquicias como Transformers o Pirates Of The Caribbean fueron rotundos fracasos en la taquilla de Estados Unidos. Desgraciadamente, para mi, lograron ver números negros al ir entrando a territorios internacionales. Es por eso que aún no declaran muertas a Pirates y Transformers.

¿Estamos llegando al punto donde los gringos tendrán que chutarse películas que de plano no quieren ver, solo porque en China, Europa o América Latina están ávidos de seguir viendo a esos personajes?

En el caso de Pirates Of The Caribbean, el resto del mundo es el culpable de ello. Asia, América Latina y Europa le dieron resultados positivos a la franquicia, el éxito que no tuvo en los Estados Unidos. Johnny Depp podría seguir teniendo sus escándalos y una tensa relación con Disney, pero es probable que aunque no quieran los ejecutivos de la productora o nosotros, Depp seguirá teniendo trabajo como Jack Sparrow.

Transformers abrió con números muy rojos en la taquilla americana, pero solamente en China logró casi llegar a ese punto de equilibrio. Aunque para su segunda semana en cartelera, Transformers cayó en más de un 80% en la taquilla China. Pero el daño ya estaba hecho, Rusia y Europa también tuvo buenos números para esta saga de Michael Bay. Paramount Pictures planea seguir adelante con más de la saga y los spin offs con los que nos tienen amenazados. Después de todo aún faltan mercados por abrir como el de América Latina y tengo el presentimiento, que al menos en México, le irá muy bien. Para mi desgracia, no soy fan de esta saga desde su primer película.

China podría comenzar a dictar el futuro del cine. En el 2017 con más de 40 mil pantallas a lo largo y ancho de su territorio, los chinos pueden ya presumir tener más pantallas de cine que los Estados Unidos. ¿Qué le falta a China para ser la puntera? Gente. Wang Sudong gerente de un cine en la provincia de Zhuolu, a las afueras de Beijing dijo en una entrevista a la Associated Press “No tenemos muchos clientes — solo unos cuantos entre semana y algunas docenas el fin de semana”.  Este problema es recurrente en muchos de los complejos que ya están abiertos y aunque se estima que se sigan abriendo, el público chino no acostumbra mucho ir al cine, prefieren ver películas por servicios de streaming o gratis. El día que esta tendencia cambie, China definitivamente estaría dictando el futuro del cine. Los números de taquilla chinos aunque sorprendentes, siguen estando algo lejanos a las cifras americanas, por supuesto que el tipo de cambio no ayuda. Pero el día que esas salas cinematográficas comiencen a tener mayor afluencia, entonces sí el mundo entero podría estar viendo productos pensados específicamente para ese mercado.

The Great Wall protagonizada por Matt Damon. Es de los primeros esfuerzos de productoras Americanas y Chinas para unir fuerzas en la creación de gigantes de la taquilla. Este por supuesto que no fue el caso. Con poco más de $40 millones de dólares en los Estados Unidos, por encima de los $320 millones en el resto del mundo. De los cuales $170 fueron en China. La cinta fue considerada una decepción por ambas partes. Tanto en el mercado chino, como el americano se esperaban números mayores. Porque al sumarle los costos de publicidad, los productores quedaron perdiendo unos $10 millones de dólares de este proyecto. Aquí hubo un problema o dos dependiendo el enfoque en el que quiera verse. Para los chinos y el resto del mundo el error fue haber puesto a un caucásico en el papel estelar. Para los americanos el error fue querer contar una historia sobre china, de la cual no tenían el menor interés.

A pesar de este fracaso los estudios siguen considerando los mercados internacionales para sus planes y debemos de culpar a China de que en uno o dos años más volvamos a ver a los Transformers en la pantalla. Y ese podría ser solamente el comienzo. Las productoras como quiera tienen que aprender a ver más allá de las frías cifras de taquilla. Tienen que analizar mejor dichos números. La caída de Transformers en su segunda semana no es un buen indicio, este proyecto pudo haberse salvado, pero el siguiente probablemente no. La tendencia general fue, que aún en China, la gente se esta cansando de la saga.

Otros universos como el del Dark Universe, que Universal Pictures estaba planeando y fue lanzado con The Mummy, están teniendo serias pláticas para ver cómo proceder con él, luego del fracaso de The Mummy en Estados Unidos, pero que al entrar los números internacionales se acercaron más a su punto de equilibrio. Para los que desconozcan del tema, Universal planeaba crear un universo al estilo Marvel, con Frankenstein, La Momia, El Hombre Lobo, Dracula y otros famosos monstruos. Sin embargo los números de esta momia, realmente no son sorprendentes. Aún y considerando los números internacionales, aunque el proyecto logra salvarse de pansaso, nos muestra una falta de interés del público, no solo en los Estados Unidos, sino el resto del mundo también. Algo que las productoras deben de prestar mayor cuidado, porque tanto Transformers como Pirates Of The Caribbean a pesar de lo que quieran creer los estudios, nos dejan como moraleja que el público esta cansado de ciertas franquicias.

A diferencia de los blockbusters, las comedias son punto y aparte, donde el principal ingreso proviene de la taquilla en Estados Unidos y ya lo que logren juntar en el resto del mundo es un extra. Sí en los Estados Unidos una comedia fracasa, no hay poder de Dios o de los Chinos que la salven. Baywatch y Snatched son un ejemplo de comedias que fracasaron a lo largo y ancho del mundo. Pero que tal vez por sus costos de producción no sean realmente consideradas fracasos.

Pero también hay otro factor importante a considerar. Este año hubo un caso que llamó mucho mi atención. La película de los Power Rangers, que pretendía revivir la franquicia en el cine. Teniendo un final abierto para una secuela se cerraron las platicas sobre ella antes de comenzar el verano. La cinta no fue bien recibida en taquilla de los Estados Unidos y lo mismo sucedió a nivel internacional. Pero Bandai que es la marca que tiene la licencia para hacer los juguetes, llamó a una junta a Saban y Lionsgate. Para pedirles que vuelvan a poner sobre la mesa la secuela de la película. A pesar de haber terminado en números rojos la película, la venta de juguetes aumentó en más de un 186% en lo que va del año. Entonces es muy probable que volvamos a tener una cinta de los Power Rangers debido al éxito que tuvo la venta de juguetes. De hecho ese es el mismo caso de Cars de Pixar, a pesar de ser de las menos favoritas de la gente, la venta de sus juguetes es lo que impulsa a Disney a seguir pidiendo secuelas de ella.

¿Estamos preparados para ver en el cine no lo que los americanos quieren ver, sino lo que los chinos quieren ver? Nosotros en México, no somos un mercado nada despreciable, de hecho estamos dentro de los más importantes al mismo nivel que Europa completa, pero no dictamos el futuro del cine. De ahí que últimamente  estemos viendo coproducciones entre Estados Unidos y México. Pero de ahí a que un blockbuster siga vivo gracias a nosotros, aún no tenemos ese nivel. Después de todo nuestras más de 6 mil salas parecen nada cuando vemos las más de 40 mil chinas. Justamente ahí pudiera estar la clave del éxito. Generar contenido para todos, sin esperar que un solo proyecto sea un éxito global, pero pensar en diferentes proyectos, que puedan tener éxito en mercados diferentes. De esta manera el público tendrá más diversidad de historias en la pantalla y no una cartelera plagada de secuelas.

Más Hellow

Historias Relacionadas