Hellow

Search

+Hellow

Hellow
¿Por qué Adam Sandler es el rey de Netflix?: una investigación

Culture

¿Por qué Adam Sandler es el rey de Netflix?: una investigación

Texto por Oralia Torres — 20.Apr.2017

Cada vez que Netflix presenta su reporte de ganancias trimestrales, el servicio de streaming disfruta recordarnos que, no importa cuánto aborrezcamos a Adam Sandler, el mundo lo ama. Desde el estreno de The Ridiculous 6 (2015) hasta el presente sus suscriptores han invertido más de 500 millones de horas de su tiempo viendo la filmografía de Sandler. Gracias a tan buenos números, Netflix extendió el contrato que tenía con el actor para hacer cuatro películas más, dando un total de ocho filmes que nos aparecerán en la página principal de la plataforma. El contrato con Netflix no es exclusivo, por lo que continuaremos viendo su presencia en cartelera: ya concluyó el rodaje de The Meyerowitz Stories, de Noah Baumbach, y la segunda secuela de Hotel Transylvania está en pre-producción. Esta abundancia de Adam Sandler nos hace replantearnos muchas cosas. ¿No estábamos todos de acuerdo en que sus películas son un martirio? ¿Quienes son estas personas que vieron 500 millones de horas del hombre que le dio al mundo The Waterboy? ¿Estamos solos en nuestra aversión a Adam Sandler?

A pesar de lo malas y, con frecuencia, francamente ofensivas que son sus películas, sobre todo en las que tiene control creativo, Adam Sandler es uno de los actores y productores más rentables de Hollywood. Es el ejemplo ideal para probar que la popularidad y éxito económico no equivale a calidad, y recordarnos que el cine estadounidense también produce basura. Si alguien, por ejemplo, te dice que el cine mexicano es malísimo y no se compara con el cine extranjero, puedes refutarlo señalando la existencia de la carrera de Sandler y varios de sus amigos.

Revisando la filmatografía del actor, encuentro que quizá su éxito comercial se deba a que hace comedias sencillas, que no exigen esfuerzo al espectador y que usan un humor burdo -con obligados toques sentimentales- para hacer sentir bien a la audiencia. Sus películas son como comida chatarra: satisfacen el hambre, pero son pésimas para la salud. Si puedes ignorar ciertos temas, no te molesta el humor ofensivo-porque-sí (o bien, lo disfrutas), y no eres exigente con las tramas, probablemente has colaborado al récord de Sandler en Netflix.

Además, el actor trata de llevar una imagen pública benigna: fuera del escándalo relacionado con apropiación y falta de respeto a las culturas nativas estadounidenses durante el rodaje de The Ridiculous Six, y la denuncia de sexismo en audiciones por parte de Rose McGowan, no se ha envuelto en escándalos maritales ni casos de violencia doméstica, lleva más de 10 años casado y con dos hijos, no ha demostrado ser adicto a alcohol u otro tipo de sustancias, ni ha hecho declaraciones controversiales. Es el Average Good Guy en situaciones inverosímiles o que busca escapar de la rutina y que, de alguna manera, siempre termina bien. Sandler es prácticamente un personaje con el que el hombre estadounidense promedio se puede identificar, y quizás de ahí deriva su popularidad.

A pesar de que la mayor parte de sus películas son pésimas, con la dirección adecuada, Sandler puede demostrar que es buen actor. Te presentamos seis cintas en las que sale que sí son buenas pero que, muy irónicamente, no están disponibles en Netflix.

50 First Dates (2004, dir. Peter Segal)

Un hombre con miedo al compromiso al fin encuentra a la mujer de su vida. El problema es que ella tiene pérdida de memoria a corto plazo, y se olvida de él al día siguiente, por lo que él busca conquistarla de nuevo todos los días. Esta fue la segunda vez que Sandler trabajó con Drew Barrymore; el reparto lo complementan Rob Schneider, Dan Aykroyd, Sean Astin, y Amy Hill.

Funny People (2009, dir. Judd Apatow)

Esta comedia menor de Judd Apatow, director y productor, presenta a un reconocido comediante de stand up que, después de enterarse que tiene un cáncer terminal, quiere tener una amistad significativa y adopta a un principiante para que sea su asistente. En el filme también salen Seth Rogen, Leslie Mann, Aubrey Plaza, Jonah Hill, Jason Schwartzman y Eric Bana.

Hotel Transylvania (2012, dir. Genndy Tartakovsky)

En la línea de películas animadas sobre papás sobreprotectores que entran en crisis porque su hija quiere conocer el mundo y se enamora de un chico, Hotel Transylvania destaca por su buena animación y el humor de monstruos. Y sí, el director es el creador de clásicos animados como El Laboratorio de Dexter y Samurai Jack. El reparto lo completan Selena Gomez, Andy Samberg, Kevin James, Fran Drescher, Steve Buscemi y Molly Shannon.

The Longest Yard (2005, dir. Peter Segal)

El remake de la película de 1974 presenta a un jugador de futbol americano retirado que, después de caer en prisión, debe armar un equipo de futbol para hacer un juego contra el equipo de los guardias. Además de Sandler, están el reparto Chris Rock, James Cromwell, Terry Crews, y Burt Reynolds, protagonista de la cinta original.

Punch-Drunk Love (2002, dir. P. T. Anderson)

En el auge de Sandler como el nuevo comediante en la ciudad, el actor dio un giro de 185° en esta dramedy romántica de Paul Thomas Anderson, director de Magnolia, Boogie Nights y There Will Be Blood. En ella, interpreta a un vendedor que busca iniciar una relación con una joven inglesa mientras está siendo extorsionado por una línea telefónica erótica. Sandler protagoniza la cinta junto a Emily Watson, Philip Seymour Hoffman, y Luis Guzmán.

The Wedding Singer (1998, dir. Frank Coraci)

La primera colaboración de Sandler con Drew Barrymore fue un éxito incomparable para ambos: puso a Sandler en el mapa y consolidó a Barrymore como reina de las comedias románticas noventeras. Ambientada en los 80, un cantante de bodas y una mesera van descubriendo que son el uno para el otro.

Más Hellow

Historias Relacionadas