Hellow

Search

+Hellow

Hellow
Playlist: El amor, bendición y condena

Column Music

Playlist: El amor, bendición y condena

Texto por HELLOW — 14.Feb.2016

2

Creo plenamente que amar es dar, sin esperar, sin exigir, sin reclamar, sin condenar. Creo que toda acción buena es un acto de amor y todo acto de cariño debe hacerse con el fin de honrar al espíritu de tu corazón, siguiendo a ese impulso de tu alma que te conoce tan bien y que sabe qué es lo que debes hacer, consciente de que no todos lo entenderán, no todos lo aceptarán, no todos lo querrán, no todos lo apreciarán, pero aquellos que lo hagan tendrán un poco de tu luz, de tu amor, dentro y que tú llevarás un poco de la suya contigo. Y aquellos que no lo hagan tendrán por lo menos un recuerdo de ti que es fiel a tu espíritu pues, al fin y al cabo, todos nos “equivocamos” ante los ojos de los demás, mas sólo en nuestros ojos podemos ver esos “errores” como posibilidades para crecer. Amar es tener esperanza, esperar que tus actos inspiren actos similares a sabiendas que no hay caminos iguales.

El amor es la luz que llena toda oquedad del alma. El amor es como un trago del mejor vino que has probado en tu vida entera, que toca tu paladar y trae consigo al sabor de la belleza, de la tranquilidad, de la inspiración, de la emoción, un recordatorio de la vida de lo maravilloso que es estar vivo; es encontrar una botella llena de magia.

El amor es desprenderte del miedo, sentirte pleno, encontrar paz en una mirada, encontrar seguridad al lado de una persona, ver la vida a través de los ojos quien tienes en frente.

El amor, no limitado al amor romántico, es la base de todo crecimiento humano. Es lo que nos hace fuertes, lo que nos impulsa a movernos, a protegernos mutuamente, a impulsarnos a conquistar el horizonte. El amor es una idea abstracta, porque cada quien tiene su personal pero profunda definición de “amor”, su explicación lógica o soñadora al respecto, su lista de deseos y de anhelos y es eso lo que le da una belleza extraordinaria a cada relación que existe entre dos personas: cada una es infinitamente única. Une al impulso más profundo que tiene un individuo, fundiendo y balanceando al orgullo de su mente, al miedo de su corazón y a la esencia de su persona entera (todos aquellos colores teñidos en el alma tan únicos de cada persona).

El amor, frecuentemente visto como algo negativo, ha sobrevivido a lo largo de las eras, a pesar de ser puesto como un enemigo por todo aquél que ha sufrido; por cada borracho desolado, cada mujer sintiéndose niña con un corazón roto. Ha sido insultado una y otra vez, hasta el punto en el que hacerlo se ha convertido una forma de arte. Adolorido y abatido, el amor podrá ser atacado pero jamás es derrotado. ¿Por qué? ¿Por qué será que el amor permanece a través de la desdicha? ¿Cómo es que el amor suele aparecerse en los momentos más inesperados y rotos? Cuando crees que ya no existe, ¿por qué es que llega galopante, gritando “¡claro que sí existo!”?

Pongámoslo así, el amor no desaparece cuando un corazón se rompe, de hecho, cuando se tiene el corazón roto, uno se hunde porque el amor está presente en elevadas magnitudes que van en aumento, cada vez sintiendo más y más presión. ¡Pero no es por falta de amor! ¡Es por no poder sacarlo! ¡Por no saber en dónde o en quién depositarlo!

Ya sea a través de poesía llena de melancolía, a través de agridulces recuerdos, olvidados momentos, el amor que una vez existió en tu interior, sigue ahí y no se va a alejar de ti, por más que lo insultes, podrá estar todavía buscando una manera de explayarse, de manifestar toda esa luz que llevas dentro, pero cuando llegue el momento, explotará como fuego artificial en el cielo nocturno, hermoso, con colores únicos, con nueva vida implícita. La clave en amar está en permitirle a tu lado emocional crecer junto contigo. Llenar tus cicatrices con oro, no parcharlas para que nadie las vea y para que en tu olvido queden, volverse resiliente.

Yo creo firmemente que la manifestación más pasional de sentir el amor es a través de la música, melodías y palabras cargadas de emociones que te remiten a tus deseos y sueños más profundos, tonadas que rebotan entre tu mente y tu alma que al, escucharlas y entonarlas, logras liberar esa enorme llama que ha crecido en tu pecho desde que llegaste al mundo. Pues la misma palabra “música” proviene de las musas, quienes son la inspiración del artista que cada uno de nosotros lleva dentro.

Más Hellow

Historias Relacionadas