Hellow

Search

+Hellow

Hellow
Mucho gusto, Chuck Pereda: alpha nerd

Column Music

Mucho gusto, Chuck Pereda: alpha nerd

Texto por Chuck Pereda — 25.Oct.2015

image

Hace no tanto, cuando me tocó escoger mi biografía en Twitter, me puse de broma “alpha nerd” en el sentido de que soy un nerd que no parece serlo, ¿un nerd cute tal vez? No estoy del todo cómodo con el mote, pero…  Vamos, si he de ser tremendamente honesto, hace todavía menos tiempo (es decir, más reciente que mi bio de Twitter) tuve la oportunidad de corroborar cuál sería “mi banda” en una escuela (en la escuela de escritores de la SOGEM) y, pues sí, puro vato que no iba a coger nunca y que está condenado a llamarle “Friendzone: Pueblo Mágico”.

De alguna manera, como cuando iba en secundaria, era el gordito, de lentes y brackets, siempre me quedé en que nunca iba a ser uno de los “chicos cool” y más bien me clavé en ser el vato que tiene años de discos, que colecciona cómics, lee un chingo, ve películas de terror y se sabe todos los diálogos de cuanta pendejada se les pueda ocurrir (“The Lost Boys”, por ejemplo, más recientemente de varios capítulos de “The Mighty Boosh” o “Flight of the Conchords”.)

En realidad, lo verdaderamente curioso es que haya pasado lo contrario: que la pandilla cool eventualmente me haya aceptado en su seno y que no haya muerto virgen. Sin duda, creo que una parte de verdad importante fueron los discos que escuché cuando morro: The Cure & The Smiths (luego Morrissey en solitario) eran los inadaptados a los que todo mundo traía a pan y verga en la escuela, pero cuyas letras superintensas e increíbles guitarrazos, habían terminado por conquistarlas a todas, un poco esa fantasía adolescente de “un día se van a dar cuenta de lo increíble que soy por dentro“, hace poco Drake lo dijo muy claramente “If You’re Reading This It’s Too Late”.

Ahora bien, soy pésimo con las citas y fuera de que sé perfecto que me caga esa de “la vida es lo que pasa cuando estás ocupado haciendo planes”, me pierdo con relativa frecuencia, pero estoy casi seguro de que fue Bill Gates el que dijo que los nerds éramos dueños del mundo y estoy muy de acuerdo. Tal vez iría un pelín más lejos diciendo que son los nerds emos los que emos, perdón, los que hemos llegado más lejos, pero es sólo porque de verdad creo que todos los artistas en serio son almas torturadas que nunca tuvieron el más mínimo chance de conectar con sus congéneres en la secu. Puedo ver perfectamente al joven Thomas Yorke siendo bulleado por algún zoquete de esos que juegan fútbol y siempre están en la reta, es muy cagado, porque esos mismos güeyes (en el caso de mi muy particular escuela) suben todos los fines de semana a jugar fucho con sus amigos de la escuela…

En fin, la idea detrás de este convolutado texto es presentarme con ustedes, pero además incitarlos a que sigan comprando discos, chingado, me mamaría que tengan una pinche casa llena de cuanta pendejada se les ocurra para que sean súper interesantes porque de verdad es como un acto de magia: jamás se aburrirán de vivir en sus cerebros e inmediatamente tendrán chances reales de hacerla con una chica chingona. Ahora, si además logran aterrizar uno de sus hobbies como su principal fuente de ingresos, que es justo mi caso, creo que a eso Charlie Sheen le llama “#Winning”.

Una última consideración, si la banda cool no los acepta, fuck them. La neta, ni es tan cool ser cool, ni serán cool toda la vida.

Más Hellow

Historias Relacionadas