Hellow

Search

+Hellow

Hellow
Me gustan no muchas cosas: I Beatles You

Column Music

Me gustan no muchas cosas: I Beatles You

Texto por HELLOW — 23.Dec.2015

Prácticamente cada Navidad, The Beatles hace un lanzamiento para facilitarnos las compras de regalos, en 2015 muchos papás y abuelitos recibirán el compilado de sencillos que llegaron a la primera posición de los charts en Blu-Ray.

Aunque esta agrupación lanzó Let It Be, su último álbum, en 1970 muchos hemos recibido su música como herencia, son un gusto adquirido gracias a que sus canciones sonaban una y otra vez en nuestras casas, nuestras mamás nos las cantaba e, incluso, en muchas escuelas hasta nos hicieron aprendernos una que otra letra para algún festival.

Lo que comenzó como un rumor se ha confirmado: el catálogo completo del Cuarteto de Liverpool llegará a Spotify, Apple Music, Google Play y Amazon Prime a medianoche, es decir, en Nochebuena. Puede que mi mamá siga escuchando El club de los Beatles diario o que mi tío sesentón ponga sus discos mientras disfruta de su vida de jubilado, el punto es que con esto la audiencia de la banda crecerá y, hasta cierto punto, traerá a ese público que no tiene idea de cómo funcionan los servicios de streaming. Los que se saben unas cuantas canciones podrán hacer nuevos descubrimientos explorando la discografía de la agrupación.

The Beatles ha tenido una gran influencia en lo que soy, tengo amigas mil veces más fans pero el simple hecho de haber tomado el camino del periodismo musical para ganarme la vida es lo que hace todo esto aún más especial. Su música —como casi todo lo que me gusta— me ha acompañado en momentos buenos y malos. Y hace poco tiempo fue en uno bastante importante: me casé y terminé en Liverpool con un [ahora] esposo que por mero capricho tuvo que acompañarme.

Nunca había pensando en cómo sería ese lugar, ni la gente, ni nada y mucho menos a qué olería [han de saber que mi olfato es mi maldición]. Estuvimos ahí por un día y fue hermoso por la simple y sencilla razón de que ahora sí sé que es “The Long and Winding Road”, esa canción de Let It Be… porque sí, la casa de Paul sí está súper lejos de la de John, además de que no sé cuantos otoños John se habrá asomado por la ventana para ver el árbol de hojas rojas de sus vecinos de enfrente.

Nuestra idea de Beatlelandia fue totalmente desechada cuando salimos de la estación del tren y no supimos a donde diablos ir. Caminamos en dirección contraria a las personas que iban a trabajar o a la escuela hasta que encontramos un letrerito que señalaba la dirección a The Cavern Club, que resultó estar en un callejón que olía a orines. Eso no fue tan mágico como pudimos haber imaginado y menos porque ahí no venden los boletos para tomar el Magical Mystery Tour y, al parecer, los empleados están hartos de decirle a los turistas “que ahí no es”.

The Beatles_Liverpool_The Cavern

En la búsqueda topamos con varios sesentones que tampoco sabían a dónde ir y a una pareja de españoles más o menos de nuestra edad que estaban muy angustiados porque no sabían inglés y —cuando por fin alguien nos quiso decir donde demonios comprar y tomar el recorrido— no alcanzarían el primer turno del día.

Antes de llegar al Albert Dock, en donde está The Beatles Story, una tienda en donde quería gastarme lo que no tengo y la taquilla del tour, pasamos por un centro comercial enorme en donde lo primero que vimos fue un HMV con una foto ENORME del cuarteto. Dejamos de sentirnos perdidos.

beatles2

El otoño en Liverpool es melancólico y más cuando te vas alejando de la ciudad para pasar de los barrios de mini casitas (que parecen de interés social) en donde vivían George y Ringo a los de propiedades más grandes en donde visitaban a John o Paul, la casa de éste es de las últimas paradas. En Penny Lane sí había una barbería que ahora es una estética, tomarte la foto turista en el letrero de la calle es un reto porque pasan muchos coches y bicis que desde luego no tienen porque pararse antes de arrollarte, mientras que Strawberry Fields no es tan grande como lo imaginaba, aunque ese lugar sí tiene una vibra especial.

beatles3

Mientras íbamos escuchando a The Beatles en el camión y escuchando las historias del guía [que dice ser el hermano menor del vocalista de Frankie Goes To Hollywood] vimos como se transformaba la expresión de los señores con los que compartíamos asiento. Todos nos estábamos dando cuenta del verdadero sentido de las canciones y que a fin de cuentas estos músicos eran personas normales que crecieron en un lugar de parques enormes para tirarse en el pasto a ver el cielo. Y que, a fin de cuentas, no sólo heredaron música sino una fuente de ingresos a la ciudad en la que empezaron a tocar.

Hace unas semanas develaron una estatua de los cuatro en una plaza camino al muelle. The Beatles es una de las bandas más influyentes de la historia del rock y el hecho de que hayan retratado tantas cosas que tal vez ni mi mamá, ni mi tío o su beatle fan más cercano canten pero no hayan visto es ese eterno recordatorio del poder de la música para adaptarse a nuestra historia.

Foto: liverpoolecho.co.uk

Sentimos que viajamos en el tiempo para regresar al presente y escuchar las canciones de otra manera, porque ahora ya no solo serán las imágenes sonoras que Lennon, McCartney, Starr o Harrison plasmaron en sus letras sino el recuerdo de un día que —como ya lo había mencionado— fue hermoso porque simple hecho de unirnos con otras generaciones de amantes de la música (que para mí no es lo mismo que melómanos).

¡Feliz Navidad Beatle a todos!

Twitter: @mentora

Más Hellow

Historias Relacionadas