Hellow

Search

+Hellow

Hellow
Me gustan no muchas cosas: Gwen Stefani. Capitalizando el dolor desde 1995

Column Music

Me gustan no muchas cosas: Gwen Stefani. Capitalizando el dolor desde 1995

Texto por HELLOW — 26.Oct.2015

Gwen Stefani_divorcio_Gavin Rossdale_Used To Love You_Tragic Kingdom_20 años

Dada mi edad crecí escuchando mucho pop noventero y conocí muchísimas bandas desvelándome viendo los vídeos de 120 minutos, de MTV. Cuando empecé a escuchar eso a lo que en aquel entonces se le conocía como rock “alternativo” [¡qué termino tan más feo!] me compré mi primer CD: el Tragic Kingdom (1995), de No Doubt, porque en aquel entonces “Don’t Speak” me parecía la canción más increíble que podía existir.

Ese álbum que en realidad va del rock al ska e incluso mezcla poquitito reggae está cumpliendo 20 años de haber sido lanzado. ¿Qué ha pasado en dos décadas? La canción antes mencionada (que ahora suena en Universal Estéreo porque #viejita) estaba dedicada de Gwen Stefani al bajista de su banda, Tony Kanal, con quien había tenido un romance de siete años.

Gwen Stefani_Tony Kanal_No Doubt

Aunque en su momento el disco tuvo éxito en su nicho, en las listas de Billboard, por ejemplo, no le fue tan bien lo cual significa que no vendió tanto con todo y que ahora es un clásico y forma parte de las 500 canciones más importantes desde que naciste de la revista Blender. Además, recordemos el video ¡lo dirigió Sophie Muller!, quien en aquella época trabajó en “Venus As A Boy”, de Björk; “Song 2”, de Blur y “Trouble”, de Coldplay, por mencionar algunos.

Las heridas sanaron, siguieron con su proyecto y esa canción los convirtió en músicos reconocidos al grado de volverse teloneros de Bush, representante del grunge. Entre viajes, soundchecks y demás momentos compartidos, Gavin Rossdale y Gwen tuvieron un romance que la dejó con el corazón destrozado cuando terminó.

De nueva cuenta recurrió a la música para sanarse, en esta ocasión con un disco que superó por mucho al cumpleañero.

Varias de las composiciones que integran The Return Of Saturn (2000) llevan dedicatoria a Rossdale, por ejemplo ésta:

Gracias al dolor y la tristeza, Gwen compuso una de las canciones más hermosas que ha podido: “Simple Kind Of Life”, en la que se dedica a hablar de lo que hubiera sido de su vida de haber seguido junto a Gavin.

Gavin escuchó el disco, se arrepintió de ser el causante de tanto dolor y regresó arrepentido a los brazos de Gwen para tener no una boda ¡sino dos! Una se llevó a cabo en California, de donde ella es originaria y otra en la capital inglesa, en ambas la novia se vistió de John Galliano.

Todos sabemos que vivieron felices durante 13 años en los que Stefani se transformó en una hermosa y famosa estrella de pop, diseñadora, icono de la moda y madre de tres niños. Era el cuento de hadas de los alternativos de la década de 1990, hasta hace unas semanas que anunciaron su divorcio.

Nuestro corazón se rompió en mil pedazos y, evidentemente el de Gwen también ya que en una de sus presentaciones estrenó “Used To Love You”, la canción con la que parece buscar consuelo después de un matrimonio que daba la apariencia de ser bastante sólido.

Hasta el momento el video tiene más de dos millones y medio de visitas a casi una semana de su lanzamiento [considerando que este texto se escribió el 26 de octubre]. A 20 años de que el dolor puso las miradas sobre Gwen –no tanto sobre No Doubt– y de que ella se transformó en todos los niveles: físico, espiritual y hasta como músico queda comprobado que sus mejores episodios son los tristes. Creo que son sus momentos para conectarse con su pasado y caminar sobre sus propios pasos para reinventarse.

Si un par de simples noviazgos la llevaron a crear dos canciones buenas tanto en números como en la composición en si, no sé que debamos esperar del sucesor de The Sweet Scape (2006) considerando que ahora es muy popera, ¿cuál será la fórmula que ahora creará para curar su corazón e, indirectamente, llevarse una buena lana por concepto de ganancias?

Tal vez los fans jóvenes de Gwen conocerán ese lado melancólico que a millones de noventeros nos conquistó cuando ni siquiera entrábamos a la secundaria. Cuando cantábamos pero en realidad no entendíamos la magnitud de sus palabras.

Twitter: @mentora

Más Hellow

Historias Relacionadas