Hellow

Search

+Hellow

Hellow
Matemáticas del punk rock: Wavves x Cloud Nothings

Music

Matemáticas del punk rock: Wavves x Cloud Nothings

Texto por HELLOW — 19.Jul.2015

wavves-x-cloud-nothings-2

Las matemáticas han sido utilizadas por los músicos desde que se rompió el silencio a través del big band (bang); el tempo lo define todo, lo clasifica en género y lo deposita en una preferencia personal. Desde ese espectro, no vino mal una colaboración entre Wavves, Cloud Nothings y Sweet Valley, quienes lanzaron No Life for Me, un trabajo que enjuga una personalidad bastante quimérica, pero con cálculos exactos para todo amante de la old school del punk rock.

Dylan Baldi, frontman de Cloud Nothings, Nathan Williams fundador de Wavves y su hermano Joel (ambos en Sweet Valley), crearon una fórmula simple: Wavves x Cloud Nothings. El color rojo de la portada de No Life For Me solo nos remite a dos cosas: violencia y pasión o violencia apasionada. El arte del álbum se reduce a una clásica nota de recado que se deja en la mesa, y donde los tachones resultan atractivos, pues cuando uno deja una nota a alguien, es porque le tenemos consideración. Es así que, a través de 9 tracks, 2 sesiones de grabación (16 al 26 de marzo [2014] y 1 al 10 de junio [2015]), Nathan Williams y Dylan Baldi (guitarristas y vocalistas), Joel Williams (teclados), Andrew Caddic (vocal adicional) y Brian Hill (baterista), una disquera (Ghostramp) y muchas pilas puestas para sacarlo a la luz, lograron la ecuación épica y trastornadora para nuestros oídos fieles al espíritu punk rock.

Tanto en California como en Cleveland, Ohio existe ambientación underground en cuanto a locaciones donde se desarrollan los proyectos postmodernos como Wavves y Cloud Nothings, power tríos que bien podrían musicalizar videojuegos de skateboarding. “No Life For Me” es uno de los mejores tracks ejecutados en la producción, no por nada fue elegido para llevar el nombre del álbum. “Come Down” tiene vocales inteligentes, ritmo seductor para gozar del verano a través de un road trip de vacación.

“Such a Drag” es hipnotizante, las guitarras hacen lo propio junto a la batería, aquí las vocales no son el fuerte. “Nothing Hurts” resulta reverberante, contiene lírica sobresaliente y una despreocupación al empatar con el tempo de la canción, es quizás una pieza nocturna.

“Untitled I” y su homónima “II”, se reparten como instrumentales dentro del álbum, no consecutivas, pero homólogas. En esta disección, los tintes psicodélicos se muestran esparcidos para sumergirnos en nubes de humo relajante, pero breve, lo hacen en menos de minuto y medio.

“How It’s Gonna Go” revive la idea de practicar crowdsurfing en Pasagüero, como aquél 18 de octubre de 2014, fecha pactada para Cloud Nothings, que visitó por vez primera la ciudad chilanga, aquí los efectos son oscuros.

Por su parte “Nervous” acelera el tempo en la batería y los coros nos harán desprendernos del asfalto, dando saltos grandes en el aire veraniego. “Hard to Find” será la preferida para terminar la reseña, es una envoltura de rebeldía con esos gritos desgarradores y usuales de Dylan Baldi; riffs que promocionan punk rock puro y recién destilado en California. Emulando la frase: It’s hard to find, una bifurcación en la escena, ejemplar y con pasos a seguir como con Wavves x Cloud Nothings.

Más Hellow

Historias Relacionadas