Hellow

Search

+Hellow

Hellow
Listen: Siete Catorce

Music

Listen: Siete Catorce

Texto por HELLOW — 07.Sep.2015

sietecatorce1

Siete Catorce es un músico de Mexicali, Baja California al que le gustaría algún día grabar una rola con Tyler, The Creator. Hace unos meses hizo un remix de Domo 23, en una extraña versión que enlaza el tribal con sonidos próximos a la electrónica de Boards of Canada.

La combinación, además de ser curiosa, es una prueba del rango de acción de Siete Catorce. Pero es apenas una muestra minúscula del abanico de opciones que tiene para ofrecer este DJ de 21 años. Marco Polo Gutiérrez, Siete Catorce, define su estilo como «Tribal Guarachero/ Dubstep/ Techno / Glitch / Cumbia». Puede sonar a broma, pero la descripción es muy cercana a lo que debe esperar el escucha al acercarse a su música, aunque habría que añadir IDM, Hip-Hop, Drum & Bass o Fidget House.

Encerrado en su recámara, desde su computadora y sirviéndose de Ableton, Marco Polo inventa su música. Una música repleta de ritmos latinos, beats bailables y ecos con un tono denso que enmarcan muy bien el Movimiento Ruidosón de Tijuana, una de las ciudades fronterizas que da más cabida a las nuevas propuestas.

Quizá no ha colaborado con el líder del colectivo Odd Future, pero sí con Erick Rincón, una de las caras más reconocidas del tribal y también tiene un cover del Sonidito que dura apenas uno con veintisiete y podría firmarlo Skrillex.

Una de las más evidentes influencias de Siete Catorce es edIT. De hecho, en su Soundcloud está disponible un remix de LTLP del Crying over pros for no reason, la que Gutiérrez condimenta con su peculiar referenciación a la música popular tropical.

Pero no todo lo que hace Siete Catorce es vacilada bailable. Piezas cercanas al ambient como “Me Rindo”, “Roto”, “Nada” o “Continuidad”,  muestran el hipnótico talento del mexicano criado en San Francisco.

Con su otro Alter Ego, Den5hion, Marco Polo muestra su lado más abstracto. Regala un hip hop mucho más experimental, mientras que reserva la cumbia y el bailoteo para Siete Catorce. Esta dicotomía sirve solamente de referencia, ya que Marco Polo es inetiquetable.

Más Hellow

Historias Relacionadas