Hellow

Search

+Hellow

Hellow
La verdadera estrella de los Sex Pistols: Malcolm McLaren

Column Music

La verdadera estrella de los Sex Pistols: Malcolm McLaren

Texto por HELLOW — 01.Nov.2015

mal_2pics_750

Hay una verdad universal en el mundo musical: ninguna banda se hace sola. ¿Qué sería de The Beatles sin Epstein? ¿O de unos Rolling Stones sin un Andrew Loog? Quien, por cierto, empezó siendo manager a los 19 años. Esta vez, les voy a contar de uno de mis favoritos: Malcolm McLaren, la verdadera estrella de los Sex Pistols.

McLaren es mundialmente conocido por ser manager de los Sex Pistols, sí, pero lo cierto es que hay muchas más cosas de él que valen la pena mencionar. Malcolm estudió arte por más de 10 años, en esa época estudiar arte era la única forma sincera de hacer lo que te diera la gana sin que los demás se atrevieran a decir que eras un bueno para nada.

En todo su trabajo, Malcolm nos deja ver claramente sus ideas situacionistas desde su primer tienda Let it Rock hasta Sex Pistols. A lo largo de toda su trayectoria podemos ver cómo se fueron afianzando todas estas creencias.

¿Pero quién inspiró a nuestro Malcolm? Debió existir un momento en el que supiera qué es lo que quería lograr, con qué estilo y con qué fin. Tal vez nunca sabremos ese momento definitivo. Lo cierto es que hay un momento en nuestras vidas en el que sabemos que todo está decidido para siempre, cuando sabemos que es lo que queremos lograr con nuestra existencia o al menos así debería de ser.

Podemos suponer que ese momento fue cuando escuchó a Durruti. En entrevista con Paloma Chamorro (conocida por el movimiento cultural: movida madrileña), Malcolm cuenta que escuchar a este revolucionario anarquista le movió el mundo, lo impulsó a hacer algo. La respuesta que dio Durruti al ser cuestionado sobre los motivos para volar edificios con alto valor cultural durante la Guerra Civil Española, le pareció genial: “Si una vez fuimos capaces de construirlos, la próxima vez los podremos hacer mejor”, después de eso, algo despertaría en Malcolm para crear lo que ahora ya todos conocemos.

Así, Malcolm siguió con sus ideas situacionistas mediante las bandas que manejó: New York Dolls y Sex Pistols. De cierta forma, en las letras: “From every latent foe, from the assassins blow, God save the queen” podíamos aún escuchar al Malcolm estudiante de arte.

McLaren abandona la escuela a principios de los 70, justo después de la revuelta francesa del 68, por lo que en ese entonces, el mundo tenía una concepción distinta, un mundo en donde había más jóvenes como él queriendo expresarse. Porque expresarse es la única forma de ser uno mismo. Ser joven siempre es querer sobresalir, demostrarle al mundo lo que eres y lo que no. Y Malcolm lo sabía.

Al dejar la escuela, abre su primer boutique, Let it Rock, una tienda que permitía a los de la generación demostrar que no eran parte de una generación, una tienda con alma punk, pero con el objetivo de renovar el interés por el rock ‘n’ roll. Una tienda donde se podía escapar de la realidad a través de crearse una imagen, una verdadera forma de expresarse. Sin embargo, a la tienda empezaron a asistir las estrellas del momento: desde David Bowie hasta Ringo Starr. ¿Qué hay que hacer con una tienda que nace para no seguir a nadie y de repente compran los que todos siguen? Destruirla. Y así lo hizo McLaren, la destruyó, tal como Durruti a los edificios, porque sabía que podía construir algo mejor. Destruir para construir las bases del punk.

Así, Malcolm y Vivienne Westwood fundarian: Sex. La tienda que convertiría las calles de Londres en un escaparate humano.

Malcolm McClaren singer with fashion designer Vivienne Westwood

Aquello que fuera tocado por Malcolm McLaren, conjugaba los elementos de la anarquía y el estilo. En cada una de las cosas, sus ideas situacionistas estaban presentes. Descubrió que todos de cierta forma siempre buscamos algo que sea exclusivamente nuestro, desde lo que escuchamos hasta la forma de vestirnos. Por eso nos regaló a Sex Pistols y Sex. Porque sabía que la música y la moda son un método de expresión que nada tiene que ver de dónde vienes o a dónde vas, sino que tiene que ver con lo que quieres ser y la forma que usas para decirlo al mundo. Bien merecido tiene ser llamado padre del punk.

Más Hellow

Historias Relacionadas