Hellow

Search

+Hellow

Hellow
‘¡Huye!’: el racismo como terror puro

Culture

‘¡Huye!’: el racismo como terror puro

Texto por Maximiliano Torres — 25.May.2017

Para quienes no vivimos en Estados Unidos, ¡Huye! nos parecerá una cinta más de terror. De las que llegan durante el verano para cumplir nuestra cuota de gritos y espantos. Y eso hay que cambiarlo haciendo un poco de tarea y comprendiendo el contexto en el que la cinta de Jordan Peele es una fuerte crítica a la sociedad norteamericana. 

Rose (Allison Williams) invita a su novio Chris (Daniel Kaluuya) a conocer a sus padres durante un fin de semana. Este podría ser un encuentro difícil, ya que Rose es blanca, Chris es afroamericano y sus padres se enterarán hasta que abran la puerta para recibirlos en casa. A los pocos minutos de estrechar la mano de su familia política, Chris nota algo sospechoso en la dinámica de sus suegros. La explicación lógica de esta extraña convivencia es la incomodidad que causa el tabú del afroamericano y la caucásica tomados de la mano en un hogar tradicionalista. En el tour que le dan sus suegros para conocer la casa, Chris es presentado con la servidumbre; un hombre y una mujer de color que lo miran como si trataran de prevenirlo de algo. Ese algo es el verdadero motivo por el cual ha sido llevado a esta finca en medio de un bosque; el cual comienza a revelarse al caer la noche. 

El mejor cine de terror siempre ha servido para hablar indirectamente de las ansiedades que padecemos como grupo social: los zombies son una alegoría de nuestro clima político, los vampiros son un reflejo de la sexualidad, la niña del exorcista es una alegoría del empoderamiento femenino. Pero la premisa de ¡Huye! destaca por abordar un tema demasiado particular y abogar por un grupo social que, tanto en la vida real como en la ficción del cine, se ha visto vulnerable: los afroamericanos.

Más allá de inducirnos a las sensaciones típicas del horror, su director Jordan Peel usa este género para transmitirnos la experiencia del afroamericano en un mundo racista. Impotencia, discriminación y prejuicios son sentimientos y acciones que Peele describe en situaciones y escenas que no puedo detallar aquí, porque incurriría en spoilers, pero basta decir que lo que le pasa al protagonista es una manera efectiva y acertada de aleccionarnos en el tema del racismo.

Lo que ¡Huye! no reúne como requisito para estar del lado de las grandes cintas de terror es la solidez de su guión, con una historia demasiado enmarcada en fórmula y género cuyo giro final no convence del todo. Si de invitados a casas macabras se trata, la ignorada y estupenda The Invitation (2015), de Karyn Kusama es un trabajo superior con un ejemplo logrado de final imprevisto. No quiero decir que ¡Huye! está sobrevalorada; quiero decir que es tanta nuestra necesidad de comentario y critica social en el cine mainstream que nos hace apreciar el trabajo de un cineasta un poco más de la cuenta. 

Más Hellow

Historias Relacionadas