Hellow

Search

+Hellow

Hellow
‘Franca: Chaos & Creation’: El legado de Franca Sozzani, la editora genio de la moda

Art & Design Style

‘Franca: Chaos & Creation’: El legado de Franca Sozzani, la editora genio de la moda

Texto por Julio Vázquez — 23.Oct.2017

Franca Sozzani falleció a los 66 años, el 22 de diciembre de 2016 en Milán, Italia. Periodista italiana que desde 1988 había trabajado bajo el puesto de editora en jefe de Vogue Italia, directora editorial de Condé Nast Italia desde 1994, y en los últimos años con el cargo de Embajadora de la Moda para las Naciones Unidas. Reconocida y admirada por gran parte de la industria creativa, no sólo de la moda, se graduó de Literatura y Filosofía, y comenzó su carrera dentro de Vogue Bambini, donde empezaría a sentar la base de todo su legado; desde la relación con fotógrafos como Steven Meisel, Bruce Weber o Peter Lindbergh, hasta el impulso de algunas modelos como Kate Moss, Naomi Campbell o Linda Evangelista, como la revolución temática que años más tarde fortalecería.

Atrevimiento y genio, dos de tantas palabras que se relacionan a su persona, y es que siempre buscó alejarse de lo establecido, de los lineamientos impuestos. Quiso que la moda se integrara a la sociedad tanto como fuera posible, que ésta no funcionara como un escape de la realidad. Redefinió el trabajo de editora, dándole una responsabilidad social como una activista, ligando a la moda y la fotografía a temas como el racismo, la violencia de género, la cirugía plástica, la adicción a las drogas, incluso el derrame de petróleo ocurrido en el Golfo de México o el abuso de la fuerza policíaca; “Esto es lo que pienso: la moda no es realmente sobre la ropa. Se trata de la vida. Todos pueden permitirse la moda en algún nivel, todos pueden hablar al respecto. Entonces, ¿qué más podemos decir? No siempre podemos escribir sobre flores, encajes y aguamarina”.

Su atrevimiento fue tanto, que incluso su jefe, Jonathan Newhouse, director ejecutivo de Condé Nast International, alguna vez pensó en despedirla; los patrocinadores se notaban dudosos de invertir en la revista, y muchas voces, incluidas algunas del mundo editorial, se dedicaron a criticarla fuertemente. Y es que la moda siempre ha sido catalogada como banal, superficial o frívola, y por primera vez alguien estaba dándole una carga política, humanista y social. Nadie quería ver modelos vestidas en Dior o Chanel envueltas en petróleo o en una cama de hospital a punto de ser operadas, pero Sozzani criticaba y ofendía, buscando alejar a los lectores del “sueño” que se plantea dentro de algunas editoriales y colecciones, para confrontarlos a temas que pudieran ignorar. Logró que el mundo editorial de la moda empezara a formar parte de conversaciones dentro de tópicos culturales, económicos y socio-políticos.

En 2016 para The Guardian, explicó por qué Vogue decidió incluir contenido editorial sobre la violencia de género: “En Italia, cada tres días una mujer es asesinada por un pariente, su marido, su novio. Probablemente el hecho de haber incluido los diseñadores de las prendas en las leyendas fue un poco desmedido. Al mismo tiempo, para hacer una exposición de motivos tengo que usar las herramientas que tengo . Y mi herramienta es una revista de moda”.

En un mundo donde todo lo que importa son números, estudios de mercado, tendencias y seguir lo que supuestamente “funciona”; Franca siempre se guió por lo contrario, tomaba riesgos, muchas veces no salía bien, pero en gran mayoría y al paso del tiempo demostró la creatividad y razón que tenía. Basta recordar uno de sus logros más grandes: The Black Issue, publicado en 2008. Año en el que Estados Unidos se disponía a elegir a su primer presidente negro, fue un número cuyo contenido, más específicamente, cuyas editoriales sólo tenían a modelos negros o afroamericanos. Se agotó dos veces en menos de 72 hora en Estados Unidos e Inglaterra. Ahora es un objeto de colección que se puede encontrar en Ebay hasta por 2,120 euros.

Y es toda esta genialidad la que su hijo, Francesco Carrozzini, recopiló en Franca: Chaos & Creation, un documental sobre la mujer detrás de las páginas de Vogue Italia, su mente creativa, la moda, la relación con sus fotógrafos, sus sueños, y el vínculo con su hijo. Se presentó en el Festival de Cine de Venecia de 2016, y cuenta con la participación de diseñadores como Valentino, Karl Lagerfeld, Donatella Versace, y figuras de la industria como Baz Luhrmann, Naomi Campbell, Bruce Weber y Peter Lindbergh.

El documental es una pieza sumamente íntima, por momentos hasta nos sentimos parte de, y es que mucho de lo que cuenta Franca lo hace desde un auto, en el trayecto de un lugar a otro, como una plática casual entre una madre y su hijo. Estos diálogos se presentan a blanco y negro, para darles una mayor emotividad y tono a lo dicho: sus reflexiones sobre el amor, el éxito, el fracaso, la maternidad, la amistad, y lo humano.

La cinta está disponible en Netflix. Y además de lo inspirador y motivador, creativamente hablando, que resulta, también funciona como cuestionamiento a lo que la editora habría podido presentarnos con todo lo acontecido en el año: ¿Qué habría hecho respecto a Trump, o los ataques terroristas en Europa?… Franca: Chaos & Creation no sólo es una cinta para los involucrados en la moda o el diseño, también para los interesados en el mundo editorial, publicitario, artístico, creativos en general. Y es que si la italiana nos enseñó algo, fue que la responsabilidad social recae en todos; que cuando el contenido es viejo, esa es razón suficiente para crear algo nuevo; que siempre podemos ver las cosas desde distintos ángulos, y que la moda en estos tiempos puede ser más que telas, diseño y estética.

El documental es el retrato, y homenaje, de una mujer que no siguió las reglas del juego, sino que lo cambió, lo hizo suyo y terminó ganando: “De lo que más orgullosa me siento es de no haber seguido las normas de nadie más. Me enseñaron que debes ser una ganadora, que incluso las mujeres deben ser independientes y que el matrimonio no debe serlo todo”.

Más Hellow

Historias Relacionadas