Hellow

Search

+Hellow

Hellow
Dead Man’s Bones, el disco de Ryan Gosling que está, literalmente, de miedo

Column Music

Dead Man’s Bones, el disco de Ryan Gosling que está, literalmente, de miedo

Texto por HELLOW — 03.Nov.2015

dead mans bones

¿Qué tiene Ryan Gosling que a todas las chicas les fascina? Es fácil deducirlo: está RE-CHULO, es RE-BUEN actor, tiene buena onda, dirige, ¡y hasta canta! Si han visto sus películas recordarán una escena de Blue Valentine, en donde aparece junto a la monísima Michelle Williams y en la que el tipo canta y toca el ukulele el tema “You Always Hurt The Ones You Love”; incluso en la cinta peca de modesto y advierte “tengo que cantar como tonto porque no sé hacerlo muy bien”; la realidad es que no lo hace tan mal.

Pero no vengo aquí a escribirles de sus éxitos como actor, ni a redactar mi amor por él, voy a hablarles de una maravillosa grabación musical que descubrí hace un tiempo y me pareció muy atinada recomendar en estas fechas de brujas y muertos. De hecho ya es bastante vieja, pero también es bastante independiente por lo que poco se le hizo publicidad a pesar de involucrar a Gosling.

Entonces, empecemos por aclarar que no se trata de un actor que canta, es decir, no como Keanu Reeves que tiene un grupo de puro hobbie ni como Bruce Willis o como tantas estrellas de Hollywood, que como cantantes son buenos zapateros. Ryan lo hace bien ¡y no lo digo yo! Pitchfork declaró en su momento que existieron muchas posibilidades de que este disco saliera mal; sin embargo se trata de un disco único, cautivador, encantador y extraño.

“Dead Man’s Bones is a really, really weird record, a project where the musical reference points at least indicate that Gosling and his co-conspirator Zach Shields have record collections that go deeper than an iPod nano… So many ways for it to go wrong, but instead it’s a unique, catchy and lovably weird record…”

El disco, que más bien fue un proyecto musical conceptual, pertenece a Dead Man’s Bones, un dueto formado por Gosling y el menos conocido actor, Zach Shields, el cual fue grabado en colaboración con el Coro de niños del Conservatorio Silverlake, dando como resultado un producto espeluznante.

DMB_090228_UMBRELLAS_155

El álbum homónimo se produjo en el 2009 y consta de 12 tracks grabados en tres tomas, en el que el dueto toca todos los instrumentos y fue grabado en vivo.

El disco abre con un monólogo para hacernos entrar en ambiente y después abre con una de las canciones menos afortunadas “Dead Hearts”, pero una vez que logramos pasar la intro encontraremos temas que hablan de monstruos, amigos imaginarios, hombres lobo e incluso una canción de amor “My Body’s a Zombie for You”.

Otras canciones que destacan son “In The Room Where You Sleep”,

“Lose Your Soul” que hace un excelente trabajo con las percusiones y “Pa Pa Power” adornado con un hermoso video en blanco y negro con niños zombie.

El elemento estrella del disco, además del órgano y el teclado, es el coro de niños. En ocasiones pareciera romper el ritmo del repertorio, pero en otras es esa parte indispensable del terror; son las débiles vocecitas las que aportan ese toque diabólico al asunto.

Para hacer la experiencia completa, el proyecto cuenta con una gran variedad de videos realizados a manera de cortometrajes, todos ambientados en una atmósfera lúgubre y misteriosa, con las criaturitas vestidas de cuanto monstruo, bruja o vampiro existe y un documental de 18 minutos que repasa toda la producción.

Cuenta la leyenda que si lo escuchan a media noche con una vela prendida y viendo The Notebook se les aparece un chango pelón.

¡Dulces pesadillas!

Más Hellow

Historias Relacionadas