Hellow

Search

+Hellow

Hellow
DADA 2.0: ayyy lmao (100 años después del DADA)

Art & Design Column Culture

DADA 2.0: ayyy lmao (100 años después del DADA)

Texto por Oralia Torres — 25.Oct.2015

tDXhcXo

Entre mis vacilaciones diarias se me ocurrió que, en este momento, estamos en una nueva etapa del movimiento dada. Decía Mark Twain que la historia no se repite pero rima, y 2014 (2015) sonó mucho a 1914 aunque no llegó a la misma escala de catastróficos eventos (después de todo, la crisis de la Unión Europea no se compara con la Gran Guerra). O quizás sí, sólo el tiempo lo dirá. Entonces, si hay ecos sonoros del ’14 centenario en nuestro presente, también hay resonancias de los movimientos artísticos, filosóficos y culturales en el ahora. Haré este pequeño ejercicio de repaso para probar mi punto.

ARCHIVO-1

‘The Petit-Bourgeois Phillstine Heartfield Gone Wild’, George Grosz y John Heartfield, 1920

marcel-duchamp-bicycle-wheel2-e1401223241771

‘Bicycle Wheel’, Marcel Duchamp.

El movimiento dada surgió en 1916 en Europa (y después en Estados Unidos) con el desencanto y gran decepción con el mundo gracias a la Primera Guerra Mundial y el desinterés social de las personas. Dadaístas como Hugo Ball, Tristan Tzara, Marcel Duchamp y Jean Arp rechazaban por completo el concepto de razón positivista -el que dice que el único conocimiento auténtico es el científico y que sólo a través del método científico se puede llegar a verdaderos conocimientos, por tanto también estaban en contra de los avances tecnológicos- y cuestionaban los modos de expresión tradicionales, específicamente las convenciones literarias y artísticas. El caos y la imperfección son preferibles al orden y la perfección, decían, y son prioritarias la libertad individual, lo espontáneo, lo inmediato, lo actual y aleatorio. Era clave llevar la contra, ser anti-todo, decirle que no a lo que todos decían que sí, y si el mundo decía que no, los dadaístas daban un rotundo sí.

Esto fue trasladado inmediatamente a la literatura y las artes, provocando un cisma que continuó reflejándose durante el resto del siglo. Y es que los dadaístas fueron producto de su contexto, y reaccionaban violentamente contra lo que pensaban había corrompido la bondad intrínsica de la humanidad.

12064233_10206665968801685_365209064_n

maxresdefault

Fast foward 100 años. Tenemos Internet, y por eso sabemos que a nivel global todos estamos decepcionados y frustrados con todo: la corrupción y doble moral permanente en nuestras sociedades, los políticos farsantes que sólo están ahí para arruinarnos más mientras ellos se enriquecen, la economía va de mal-a-quizás-no-está-TAN-mal-pero-nada-me-alcanza. Estamos cansados y enojados por el racismo, clasismo y sexismo estructural. ¿Qué hacemos? Protestamos. Cuestionamos TODO: los roles de género e identidades sexuales y de género, los valores morales y sociales tradicionales, el capitalismo y el neoliberalismo. Pedimos a gritos representación de minorías en los medios, respeto por nuestro ser; pedimos lenguaje inclusivo, decimos que nuestros cuerpos son bonitos y buenos aún si no se parecen nada a los de las revistas.

Estamos conectados al tiempo que no dormimos, y preferimos lo espontáneo, lo inmediato, lo actual y aleatorio (cosa que molesta demasiado a las generaciones anteriores). Rechazamos los modelos de vida impuestos por nuestros padres y abuelos, y buscamos alternativas que se adapten mejor al estilo de vida que queremos llevar. Nuestro humor es cínico y absurdo, porque sabemos que al final nada importa, we’re all gonna die lmao.

all-bodies

screen shot 2015-07-30 at 2.31.57 pm

Doge_homemade_meme

Por tanto, nuestras expresiones artísticas reflejan nuestras ansiedades, miedos, enojos y esperanzas a través de modos de expresión no tradicionales (y digitales). Cuestionamos lo que es la vida y su propósito, cuestionamos el arte mismo, inventamos nuestras estéticas y artes, y sabemos perfectamente que los resultados son magníficos. ¿Arte hecho de emojis y memes? Lo tenemos. ¿Hipnotizantes gifs que nos hagan cuestionar nuestra percepción de la vista? También. El arte no sólo está en museos, también en glitches, en las pasarelas y en collages. Hay Net.Art y crowdsourcing. Y sí nos gusta el Arte, pero también lo mezclamos con letras de nuestras canciones favoritas. Y hacemos memes. Muchos muchos memes, cada uno más absurdo que el anterior, con propósito de criticar o de hacer reír, cientos de variedades imposibles de clasificar. Vaya, los memes son tan efímeros que si pongo los más recientes aquí en una semana se verá pasado de moda.

The painting SATURN by the Spanish artist GOYA.

‘Saturn eating his son’, Francisco Goya x ‘Breezeblocks’, Alt-J

feather_eyes

George Redhawk

Al final del día, ¿estamos creando cosas, obras, estéticas, estilos de vida nuevos? Quizás. ¿Es revolucionario, rompe los esquemas anteriores y cuestiona al establishment? ¿Tiene a los adultos enojados todo el tiempo? Sí. ¿Importa? Eh, cada quién. ¿Somos los nuevos dadas? Who cares?

vaporwave_aesthetic_by_karuari-d8v6vpq

Más Hellow

Historias Relacionadas