Hellow

Search

+Hellow

Hellow
‘Cuando Los Hijos Regresan’: La incertidumbre se enfrenta en familia

Culture

‘Cuando Los Hijos Regresan’: La incertidumbre se enfrenta en familia

Texto por Oralia Torres — 18.Dec.2017

Parece ser que los realizadores mexicanos ya encontraron la fórmula del éxito comercial asegurado: comedias sobre familias disfuncionales y choques generacionales. La más reciente es Cuando Los Hijos Regresan, en la que una pareja ve su jubilación interrumpida por el regreso de sus hijos al hogar. En conferencia de prensa, el director Hugo Lara nos compartió que el título de la película hace referencia a un clásico del cine mexicano de 1941, Cuando Los Hijos Se Van, la cual presenta una perspectiva del país completamente distinta a la actual. Ahora, aún con título universitario el éxito profesional no está garantizado, y el alto y creciente costo de servicios, transporte y renta dificulta mucho la vida independiente para la gran mayoría. Del mismo modo, Lara nos compartió que la película ha tenido buena recepción fuera del país, como en España. En sí, la película es entretenida, divertida y con mucho qué decir sobre las expectativas de las generaciones pasadas y actuales sobre el presente y futuro de la familia mexicana, balanceando el humor y el drama, y manteniendo una perspectiva positiva.

Después del retiro y de la partida del último hijo, una pareja de jubilados (Fernando Luján y Carmen Maura) se enfrenta a algo completamente inesperado: el regreso de sus tres hijos -y respectivas familias- al hogar. Carlota (Cecilia Suárez) pide asilo en casa de sus papás para ella y sus dos hijos porque descubrió que su marido la engaña; Chico (Erick Elías) llega con su esposa (Irene Azuela) porque “están remodelando el departamento”, y el más joven, Rafis (Francisco De La Reguera), regresa porque rechazó una posición de investigación en astrofísica en Puebla. A partir de ahí se desatan una serie de situaciones disparatadas que eventualmente los ayudará a comunicarse mejor y ser una familia unida. El guión -que Lara asegura le tomó cinco años en terminar junto a Claudia González-Rubio- es sólido y predecible, lleno de lugares comunes pero con gratas sorpresas que le dan giros interesantes a la narrativa. Los personajes, aunque parecieran ser clichés, están suficientemente desarrollados como para que cualquiera se pueda identificar con alguno de ellos. Asimismo, las actuaciones del amplio reparto son buenas -individual y colectivamente-; en particular, De la Reguera carga con gran parte del peso emocional del filme y destaca en el reparto.

Es una película entretenida, sin muchas sorpresas y con un mensaje familiar positivo, ideal para estas fechas.

Más Hellow

Historias Relacionadas