Hellow

Search

+Hellow

Hellow
Cinco jóvenes fotógrafos que prefieren lo análogo por sobre lo digital

Art & Design

Cinco jóvenes fotógrafos que prefieren lo análogo por sobre lo digital

Texto por Julio Vázquez — 01.Mar.2017

Hace poco les hablamos del por qué la fotografía análoga empieza a recobrar importancia ante la digital, y es que parecería dar un retroceso ilógico al avance tecnológico que las artes han dado; prácticamente cualquier persona con un celular puede crear imágenes interesantes, pero dentro de la corriente de la nostalgia: la película y la lomografía están en un camino de re-popularización.

Es importante mencionar que una cámara análoga o un iPhone 7 no te dan el talento necesario, por ello, realizamos una selección de cinco jóvenes fotógrafos que están eligiendo el rollo por sobre la lente digital.

Harley Weir: Su esencia para la realización de su trabajo es la moda, partiendo de ello, su visión de la sensualidad y la ternura en torno al cuerpo humano, la ha colocado como una de las fotógrafas más solicitadas. Tiene 27 años, y se graduó de Bellas Artes del Central Saint Martins. Sus imágenes sólo las realiza en una mezcla entre el formato medio y 35mm, y revela siempre a mano, ese proceso romántico que poco a poco va quedando en el olvido. Se forzó por las técnicas tradicionales porque son difíciles de realizar, además de que siempre juega con la imagen del “error” a la que siempre se está expuesto en analógico.

Su estética es cálida, etérea, manejando tonos ocres y un toque de romanticismo, pero exaltando la sexualidad a través de la frescura y lo sofisticado. Ha trabajado para Stella McCartney, Céline, Calvin Klein, Gucci y Vogue.

Chad Moore: El vouyerismo dentro del mundo de los amigos, las amantes y algunas aventuras, el trabajo de Chad resulta más como una especie de diario personal. Nacido en Florida en 1987, sus imágenes son creadas dentro de la vida de Nueva York, buscando siempre la interacción de las personas con su entorno, y siempre con cámaras pequeñas, desechables y point-and-shoot, trabajando exclusivamente en color.

Se distingue por una técnica especial en iluminación, muy cinemática, pero que logró cuando accidentalmente implicó la pre-exposición de la película, añadiendo como consecuencia una capa de color extraña, como una neblina discreta o sobre-saturación, teniendo siempre un resultado diferente e inesperado.

Petra Collins: Uno de los iconos del feminismo contemporáneo, pilar artístico canadiense, y gran fotógrafa y directora de 24 años. Fundó el colectivo femenino “The Ardorous” como una respuesta a la superioridad masculina en la industria del arte. Su trabajo se distingue por una estética e ideología de la feminidad y la documentación a través de los 35mm del período adolescente, retratos íntimos y editoriales de moda que siempre transmiten naturalidad, autenticidad en las modelos y técnicas bellamente imperfectas.

Una de las mejores amigas de Tavi Gevinson, ha colaborado para su publicación Rookie, además fotografiado para Vogue, i-D, Wonderland Magazine, L’Officiel, Elle, Levi’s, Adidas, Calvin Klein, Stella McCartney, y su última colaboración con Gucci.

Sandy Kimuna de las chicas malas de la fotografía por la crudeza que tiene en lo que captura. Amiga de Petra, y nueva fotógrafa favorita del gran Ryan McGinley, su trabajo se encuentra dentro del área documental: noches de fiesta, su cama ensangrentada durante su período, bandas musicales de L.A. y San Francisco, básicamente sexo, fiesta y rock n’ roll fotografiados gracias a su Yashica T4.

La iluminación y composición rompen con todas las reglas de la técnica, pero se compensa con una fuerte carga de honestidad, experiencias reales e intimidad que nos hace sentir algún tipo de conexión con lo que vemos. Ha empezado a hacer una carrera dentro de fotografía de moda, y ha colaborado con Playboy dentro de la sesión que tuvieron con Sky Ferreira.

Vicky Grout: La más chica del grupo con tan sólo 20 años, la mayoría de su trabajo se centra en documentar la música a través de muchos artistas nuevos, y la escena grime-underground de Londres. Sus imágenes en 35 mm tienen el toque íntimo que la película parece encapsular mejor, y la autenticidad en sus fotografías le permite que el espectador experimente la cercanía de la música, de hecho, Skepta eligió su trabajo para ilustrar parte de su álbum, Shutdown. Autodidacta, le atribuye su crecimiento a la práctica, a aprovechar oportunidades y a nunca darle gusto a los demás, sino hacer lo que uno disfruta.

Más Hellow

Historias Relacionadas