Hellow

Search

+Hellow

Hellow
10 principios básicos del buen diseño

Art & Design Culture

10 principios básicos del buen diseño

Texto por Oralia Torres — 11.May.2016

Si eres diseñador, de seguro te quiebras la cabeza a diario para poder hacer un buen diseño, ya sea de un objeto, de un sistema o de una imagen. Si no eres diseñador, buscas que las cosas que tengas sean bonitas y funcionales (y a veces ni eso, nomás con que sean bonitas y sirvan basta; así he comprado muchas cosas poco prácticas pero cool). Todos queremos hallar objetos y espacios bien diseñados para poder convivir mejor con nosotros mismos y con los demás.

A inicios de la década de los 80, Dieter Rams, icónico diseñador industrial alemán, propuso 10 principios básicos con los cuales poder medir qué tan bueno es un diseño. Es importante retomarlos para poder invertir mejor en lo que nos rodea. A continuación, presentamos el decálogo de Rams, una guía precisa y relevante para todos, por lo que seguiremos la petición del revolucionario diseñador y los compartiremos precisa y justamente.

950_2x

El Buen Diseño es:

1.- Innovador. No se han extinguido las posibilidades de innovación, ya que el desarrollo tecnológico siempre ofrece nuevas oportunidades. El diseño innovador siempre se desarrolla en conjunto con las innovaciones tecnológicas, y nunca puede ser un fin en sí mismo.

2.- Hace útil a un producto. Cuando compramos algo, es para usarlo. El producto tiene que satisfacer criterios de funcionalidad, psicológicos y estéticos. Un buen diseño se enfoca en la utilidad de un producto, e ignora lo que pudiera quitarle funcionalidad.

3.- Estético. La calidad estética de un producto es integral a su funcionalidad porque los productos que utilizamos a diario afectan nuestro ser y bienestar. Sólo los objetos bien ejecutados son hermosos.

950

4.- Hace que un producto sea entendible. Clarifica la estructura del producto. En el mejor de los casos, el producto se explica solo.

5.- Discreto. Los productos que tienen un propósito son como herramientas: ni son decorativas ni son obras de arte. Su diseño debe ser neutral y discreto, para hacer espacio a la expresión del usuario.

6.- Honesto. No hace al producto más innovador, poderoso o valioso de lo que ya es. No manipula al consumidor con promesas que no puede cumplir.

7.- De larga duración. Evita estar a la moda y, por tanto, nunca se ve anticuado.

8.- Minucioso. Nada puede ser arbitrario ni dejado al azar. El cuidado y exactitud en el proceso del diseño muestra respeto hacia el usuario.

9.- Amigable con el medio ambiente. El diseño hace importantes contribuciones a la preservación del medio ambiente. Conserva recursos y minimiza la contaminación física y visual a lo largo de la vida del producto.

10.- Tan poco diseño como sea posible. Menos es más, porque concentra los aspectos esenciales, y los productos sólo cargan con lo esencial.

Más Hellow

Historias Relacionadas